Ortega Cano en 'Mi casa es la tuya'.

Ortega Cano en 'Mi casa es la tuya'.

Famosos SU ENTREVISTA MÁS SINCERA

José Ortega Cano: "Salí muy fortalecido de la cárcel"

El diestro, su mujer y su hija Gloria Camila han sido los primeros invitados de la nueva temporada del programa de Bertín Osborne, 'Mi casa es la tuya'.

Noticias relacionadas

José Ortega Cano (65 años) ha roto su silencio. El viudo de Rocío Jurado ha sido el primer invitado de la renovada temporada del programa Mi casa es la tuya, presentado por Bertín Osborne (64). Junto al torero, las dos mujeres de su vida: su hija Gloria Camila Ortega (24) y su esposa, Ana María Aldón (42).

Durante las más de dos horas de entrevista, el diestro se ha abierto en canal y se ha sincerado no solo acerca de sus momentos más felices junto a 'La Más Grande' o su actual esposa sino que también ha tocado aspectos duros de su vida. El peor de ellos, cuando entró en prisión tras haberse llevado por delante la vida de un hombre inocente, Carlos Parra, mientras él conducía ebrio al volante. "Cuando me entero de que había muerto una persona, estando yo en el hospital, me quise morir yo", ha sentenciado.

Ortega Cano, Bertín Osborne y la casa del torero.

Ortega Cano, Bertín Osborne y la casa del torero.

El propio Bertín ha admitido, en un punto de la entrevista, que Ortega Cano es una de las personas con una de las vidas "más tormentosas" que han pasado por su programa. Tras un encuentro amable entre entrevistador e invitado en la casa del diestro, ambos han tomado su posición en el jardín para hablar, primero, sobre la infancia del murciano. "Mi padre era Ortega, Ortega, muy negociante... Siempre le ha gustado el trato, ha trabajado siempre vendiendo animales, caballos, mulas, borricos... Yo empecé a torear ahí un perro pastor alemán", ha comenzado relatando Ortega. 

Su amor por la tauromaquia comenzó en su primera corrida de toros, a la que asistió siendo aún un niño. "Fui a ver una corrida en Madrid. Toreaba Antonio Ordóñez, Antonio Bienvenida y Antonio Chenel 'Antoñete'. No me dejaron entrar. Mi padre me preguntó si él entraba y yo me quedaba fuera, pero al final... me metí entre un grupo de turistas y me colé. Aquello fue una tarde triunfal. Los tres toreros salieron en hombros y yo, desde ese momento, dije 'yo quiero ser torero como ellos'", ha desvelado. 

José Ortega Cano en 'Mi casa es la tuya'.

José Ortega Cano en 'Mi casa es la tuya'.

El arte del toreo le trajo la gloria, pero también la desgracia. "Me han dado la extremaunción hasta en tres ocasiones. Yo oía al cura. Bueno, yo soy una persona de mucha fe... A mí la fe me ha ayudado muchísimo. No solo en los toros sino con la misma vida. Cuando murió Rocío, yo cogí un bajón tremendo y la fe fue lo que me hizo tirar hacia adelante", ha expresado con la voz entrecortada.

La historia de amor de Ortega Cano y Rocío Jurado

"La conocí en la calle Serrano, paseando. Ella iba con su madre. Cuando la veo y me doy cuenta de quién era, me llevé toda la tarde detrás de ella... Ella no me conocía a mí. La tocaba y todo y me dijo, '¿quieres un autógrafo?'... No le dije nada. Iba con su madre y me daba corte", ha comentado con cierta nostalgia al recordar a quien fuera su primera esposa y madre de sus dos hijos mayores. 

Pero el primer encuentro cercano entre ellos llegó, de casualidad, en la consulta del médico. "Después, cuando la conocí en la clínica de Claudio Mariscal y él nos presentó. Ahí ya sí, estaba yo más preparado... Ahí yo ya era figura, era torero y me vine arriba", ha relatado con una sonrisa en sus labios. Ortega Cano ha sufrido más de 30 cornadas y ha admitido que Rocío dejó de ir a verlo torear porque "sufría mucho".

Imagen del programa 'Mi casa es la tuya'.

Imagen del programa 'Mi casa es la tuya'.

En su conversación, Bertín ha incidido en el deseo de Rocío y José por ser padres, aunque nunca lo consiguieron de manera natural: "Estábamos intentando tener familia biológica, pero como no llegaba, a través de una familia en Colombia, que yo iba mucho a Cali, hablamos la posibilidad de adopción. Eso fue un proceso de mucho tiempo y no fácil. Surgió lo de los hermanos pero estuvimos a punto de traer a seis hermanos. Fue una alegría muy grande".

Uno de los reveses más duros de la historia personal del torero y de toda su familia fue la muerte de Rocío Jurado. Por primera vez, el cartagenero ha relatado cómo la cantante de Como una ola tomó conciencia de que estaba enferma: "Rocío tenía problemas de alergias, se le hinchaba el estómago. Esto era un problema para cuando tenía que actuar... Lo de ella fue una sorpresa. Para el mes de agosto ella empezaba a cantar en Huelva y se puso mala. Le vinieron molestias y fue al médico. Cuando la vieron, dijo 'lo mejor es que vayas a un médico especialista y que te mire bien él. El médico, al verla, dijo que se tenía que ir inmediatamente para Madrid. Se la llevaron a Montepríncipe esa misma noche y le hicieron un montón de pruebas y le detectaron ahí la enfermedad. Dijeron que había que operarla y fue una noticia bastante dura". 

Rocío Jurado en el momento en que confesó que padecía cáncer de páncreas.

Rocío Jurado en el momento en que confesó que padecía cáncer de páncreas.

Cuando murió Rocío, Ortega trasladó su vida a la finca Yerbabuena, ubicada en Sevilla, y allí pasó el duelo junto a sus hijos. "Tuve una época en la que me dio por beber. No coordinaba, me faltaba ella... No veía a qué dedicar mi tiempo. Echaba mucho de menos a Rocío. Un cambio de vida de esa manera no es fácil. No era cuestión de un día, esto era para toda la vida. Los problemas se acrecentaban", ha apostillado. 

Ortega Cano y su paso por prisión 

En mayo de 2011, José Ortega Cano sufrió un accidente de coche que se llevó por delante la vida de Carlos Parra. El matador triplicó la tasa de alcohol en sangre permitida (marcó 1,26 gramos por litro) y tras un mediático juicio, acabó dos años ingresado en la prisión de Zuera. Cano lo recuerda todo aquello como una auténtica pesadilla: 

"La ausencia de Rocío en mi vida, y con dos hijos... Me encontré muy perdido. El día del accidente yo iba a dejar a mi hija a un pueblecito, cerca de allí donde estábamos. Habían salido como 500 ó 600 personas que habían ido a pasar el día a Yerbabuena. Resultaba muy cansado el estar todo el día allí. No era que yo daba el evento y me metía en casa. Yo me implicaba mucho. Me fui, el trayecto no era un trayecto largo. La dejé en aquel sitio, volví y al volver, debió de entrarme algún vahído y ya no me acuerdo de más. Cuando me desperté, estaba fatal. Para sacarme del coche tuvieron que venir los bomberos y romper las chapas con soldaduras... Cuando me entero de que había muerto una persona, estando yo en el hospital, me quise morir yo". 

José Ortega Cano en su entrevista con Bertín Osborne.

José Ortega Cano en su entrevista con Bertín Osborne.

Sobre el juicio, José ha comentado que "me arrepentí, le pedí perdón a la familia y cumplí mi condena". Y sobre su estancia en la cárcel de Zuera, ha deslizado que lo llevó bien. "Yo lo llevé bien. En el sentido de que leía mucho, escribía mucho, leía mucho la Biblia, como había mucho tiempo y muchas horas ahí encerrado... Salí muy fortalecido de allí. Mi niño tenía un año. Ana María aguantó el tirón. Se fue allí a Zaragoza a vivir para estar cerca y nada...". 

Ortega Cano y Ana María Aldón

El maestro organizó durante una época visitas guiadas a la finca donde se casó con la artista y donde vivió con ella gran parte de su vida. En una de aquellas excursiones, natural de Sanlúcar de Barrameda, apareció Ana María Aldón, a la que pidió el teléfono para conocerla de manera más personal. 

Ana María Aldón ha formado parte también de la entrevista.

Ana María Aldón ha formado parte también de la entrevista.

"José apretó mucho porque a los tres meses me quedé embarazada. Qué cosa me entró... No te puedes imaginar lo que fue aquello. Fui al médico, pensé que tenía infección en la orina... Me dio positivo en embarazo. No me lo podía creer", ha comentado la empresaria. 

Si bien es cierto, no todo ha sido bueno en su relación con Ortega. Ana María ha confesado su pesar al encontrarse perseguida por los medios de comunicación. "Yo no entendía por dónde me venían los palos. Si uno decía una mentira, el otro la decía más gorda. Había verdades, pero había tantas mentiras... ¿Se atreven a salir en la tele diciendo esas barbaridades? No a las personas, sino a las familias. De buenas a primeras te ves un día en un embolao en el que se habla de ti y nada bueno, era como lo peor... Me sentía muy mal. Un día cogí el coche con la intención de suicidarme", son las palabras con las que la diseñadora ha sentenciado. 

Poco más de un año tenía el pequeño José María cuando su padre entró en prisión. Ana María rememora los momentos previos con cierta angustia y desazón: "Se pasa muy mal. Muy duro verte en esa situación. Y en aquel sitio con todo tipo de gente... Yo viví otro juicio conmigo. El de él, y el que me hacían a mí por estar con él. Pero bueno, son las dos caras de la moneda de estar con alguien conocido... Pasó y pasó". 

Gloria Camila en 'Mi casa es la tuya'.

Gloria Camila en 'Mi casa es la tuya'.

Justo en el momento en que Bertín, Ana María y Ortega se han sentado a la mesa, ha llegado Gloria Camila. La joven ha contado su experiencia laboral como reportera del programa Volverte a ver, su paso por Supervivientes 2017 y en última instancia, cómo vivió junto a su padre la pérdida de su madre: Rocío Jurado. 

"No me acuerdo ni cómo me enteré de que era adoptada. De mi infancia tengo pocos recuerdos... Cuando murió mi madre, yo tenía 10 años y no tenía uso de razón. Yo veía a mi madre preparándose, a un evento, a una gala... Pero no sabía más. Cuando muere son como un par de años, hasta las 12, cuando más o menos... fue consciente. Mi hermano sí, tenía 13, pero yo no. Cuando murió mi madre, mi padre y yo dormíamos juntos. Yo ocupaba el lugar de mi madre en la cama", ha desvelado Gloria por primera vez. 

[Más información: El día que la mujer de Ortega Cano cogió un coche "con la intención de suicidarse"]