Ana Obregón durante uno de sus últimos actos públicos.

Ana Obregón durante uno de sus últimos actos públicos. Gtres

Famosos TRAS SU AÑO MÁS DURO

Este es el proyecto solidario con el que Ana Obregón volverá a presentar este verano

Según ha podido confirmar JALEOS, asumirá el papel de presentadora en la gala anual de la Asociación Española Contra el Cáncer que se celebrará el 4 de agosto en Marbella. 

Noticias relacionadas

La vida de Ana García Obregón (64 años) vuelve, poco a poco, a ser la misma de siempre después de la enfermedad de su hijo Álex Lequio (27), por la que arrinconó su vida profesional y personal hace poco más de un año. Pero eso ya forma parte del pasado, la oscuridad es historia; el joven empresario está "estupendamente" y la actriz vuelve a su esencia: al trabajo.

Así, a su participación en la nueva edición de MasterChef Celebrity -que se encuentra en pleno rodaje- se une ahora, según ha podido confirmar JALEOS, la presentación de la gala anual que la Asociación Española Contra el Cáncer celebrará el próximo 4 de agosto en Marbella. Según la fuente a la que ha tenido acceso este periódico, "Ana tiene claro que solo ejerce de presentadora en casos de solidaridad como este, en el que está muy involucrada. En el fondo, ella se ve más actriz que presentadora". No obstante, la ocasión lo merece y la intérprete no ha dudado en "aportar su granito de arena": "Está muy ilusionada y la emoción estará a flor de piel". Además, compartirá escenario con un buen amigo, Boris Izaguirre (53). 

Ana García Obregón durante una gala en Ibiza contra el cáncer.

Ana García Obregón durante una gala en Ibiza contra el cáncer. Gtres

Aseguraba García Obregón en uno de sus últimos actos públicos que "está todo bien", en relación a la salud de su hijo, y que "si no fuera así, yo no daría la cara". Y lo cierto es que, pese a algunos sustos puntuales que ha sufrido Álex, todo parece indicar que el joven ha vuelto a la normalidad. El hijo de Alessandro Lequio (59 años) está centrado en su empresa, en su supuesta nueva relación sentimental y en pasar el mayor tiempo posible con sus amigos, tal y como deja constancia casi diaria su Instagram.

Un año luchando contra el cáncer

El 10 de marzo de 2018, Álex Lequio sufrió un "tirón de espalda" en mitad de la noche. Un fuerte dolor que no remitió conforme transcurrían las horas, por lo que decidió acudir al hospital para ver qué ocurría. Tras realizar varias pruebas, los médicos le diagnosticaron cáncer. Entonces, el empresario, su madre Ana Obregón, su padre Alessandro Lequio y su novia tomaron un avión hasta Nueva York para que comenzara un tratamiento en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center, uno de los mejores centros especializados en cáncer de todo el mundo. 

Álex Lequio en su primer acto público tras volver de Nueva York.

Álex Lequio en su primer acto público tras volver de Nueva York. Gtres

Durante meses, la actriz y su hijo se instalaron en la Gran Manzana, centrados solo en la recuperación de Álex. Estaban alejados de la sociedad y del mundo mediático. Hasta el 24 de julio del año pasado, cuando el hijo de Alesandro compartió una fotografía en sus redes sociales con Nueva York de fondo en la que confirmaban la noticia: "He intentado agradeceros a todos los mensajes de apoyo que me habéis mandado por privado uno a uno, pero sois tantos que no soy capaz, por ello aprovecho este momento para deciros que estoy muy agradecido y deseando volver. Muchos abrazos a todos".

Una lucha que consiguió su objetivo, y el 15 de marzo de este año Ana Obregón desvelaba la noticia más esperada. "La pesadilla por fin ha terminado", aseguró la actriz durante su visita al programa de Roberto Vilar (47), Land Róber Tunai Show, en la televisión gallega. Tiempo más tarde, durante una presentación cosmética, Obregón atendía a JALEOS y confesaba: "Era tal la fuerza interior que me salió, que no sé de dónde me salió, estando a 6.000 kilómetros de mi familia, mis amigos y todo, solos los dos mano a mano siete meses. Son muchos días de hospital, y mucha gente ahora me pregunta, ¿pero qué hacías? Hospital, ánimo y la verdad es que me dio mucho por lavar todo, todo el rato. Ahora lo veo como una pesadilla, como si no hubiera ido conmigo". Tras la oscuridad, en el horizonte solo se atisba esperanza, salud, trabajo y, por supuesto, solidaridad. 

[Más información: Álex Lequio regresa al hospital por un "sustito"]