Victoria y Cristina quieren ser modelos como su madre.

Victoria y Cristina quieren ser modelos como su madre.

Famosos MAYORÍA DE EDAD

Despixelamos a Victoria y Cristina, las hijas de Julio Iglesias y Miranda, en su 18 cumpleaños

Las bellas jóvenes cumplen este miércoles 1 de mayo la ansiada mayoría de edad. Quieren ser modelos como su madre y se instalarán en Nueva York.

Noticias relacionadas

Este miércoles la casa (o mansión) de los Iglesias Rijnsburger está de celebración. Las gemelas Victoria y Cristina, hijas del cantante Julio Iglesias (75 años) y su mujer Miranda (53), alcanzan la mayoría de edad. Además de festejarlo por todo lo alto, las hermanas darán el pistoletazo de salida a su independencia que comenzará dejando la ciudad de Miami, su lugar de residencia.

Nacieron el 1 de mayo de 2001, y horas después ya eran las protagonistas de las portadas de ¡HOLA! y HELLO!, ya que llegaban al mundo en una familia de gran renombre internacional. Se acostumbraron desde muy pequeñas a los focos, a ser el centro de las miradas y a tener a su alcance los mayores lujos. Y es que gracias a la fama y las décadas de éxito de su padre, cuyo patrimonio está valorado en 850 millones de dólares, han podido vivir entre los algodones del lujo y la alta capacidad económica. Eso se ha traducido en una educación políglota, en posibilidades exclusivas y viajes de ensueño alrededor del globo volando siempre en el jet privado de Julio Iglesias.

Además, como amantes de la moda que son y gracias a la buena posición de sus padres, han podido llenar sus armarios con prendas y accesorios no aptos para todos los bolsillos. Entre ellos, disfrutan de una gran colección de bolsos de Chanel de los que son tan fanáticas. En ese sentido, lo mejor de ser gemelas y tener medidas idénticas es que todo lo que compran lo pueden compartir y le sacan doble rendimiento.

Lo que más les fascina de la moda también son los trajes de baño, que los acumulan por decenas, y es que bajo el sol de Miami es difícil no caer en la tentación de dejarse broncear en su piscina privada. Pero también les han servido como uniforme en Punta Cana, República Dominicana, donde vivieron durante una larga temporada, así como para los exóticos viajes que realizan. Las jóvenes han conocido Marbella, Ibiza o Montecarlo como destinos de verano y vacaciones.

Pero sin duda su viaje más esperado, radical e importante ocurrirá en los próximos meses. Victoria y Cristina podrán instalarse en Nueva York, y es que tienen la invitación expresa de la mismísima Anna Wintour (69), directora de Vogue Estados Unidos y máxima autoridad de la moda en Norteamérica y parte del mundo. La veterana experta vio en las hijas de Julio Iglesias y Miranda dos diamantes en bruto a los que ella misma les daría la oportunidad de pulirse. "¿Queréis ser modelos?", les dijo la primera vez que las conoció, y como responsable de la glamurosa y mediática Gala del MET, las dos tendrán la oportunidad de debutar en el difícil universo de la moda en el evento más imponente de la Gran Manzana el 6 de mayo.

Ver esta publicación en Instagram

out now!!

Una publicación compartida de Cristina (@cristinaiglesiasr) el 25 Oct, 2017 a las 5:48 PDT

No es extraño que las jóvenes se hayan interesado por la moda, ya que aparte de que su madre fue top model, consideraban a Óscar de la Renta su 'tío', por su estrecho vínculo creado cuando vivían en el Caribe, y también han aprendido de su vecina Adriana Lima (37), emblemático ángel de Victoria's Secret, con la que comparten urbanización.

Además, las gemelas se adentraron poco a poco en el loco mundo de las redes sociales cuando en el verano de 2017 abrieron sus respectivos perfiles en Instagram y ya acumulan una cifra envidiable de seguidores. Mientras Cristina cosecha 85.900 fans, Victoria posee 81.000, ya que es menos activa en redes que su hermana. Sin embargo, el éxito de sus publicaciones y los halagos que reciben por su belleza natural y su forma innata de posar les augura un gran futuro en la moda.

[Más información: La 'dolce vita' de las hijas adolescentes de Julio Iglesias en Montecarlo]