Kiko Rivera e Irene Rosales durante el estreno de 'GH DÚO'.

Kiko Rivera e Irene Rosales durante el estreno de 'GH DÚO'. Mediaset

Famosos MINUTOSTV

Tríos sexuales, embarazos milagro y machos alfa: con ustedes, GH DÚO

El año 2019 tiene nueve días de vida, y la verdad es que Mediaset estaba tardando demasiado en sacarse un reality de la manga. Si por algo es conocida la cadena de Fuencarral -además de por su amplio carácter divulgativo, léase la ironía- es por su afición a empalmar programas. Escupe concursos como audímetros; a lo loco y sin sentido. Y, claro, cómo no iba a ser ella, la gran Telecinco, la que estrenara el primer reality del año: Gran Hermano DÚO. Aquello no hay por dónde cogerlo. No sabría ni cómo definir lo que se han inventado. Un manojo de personas y una red de sentimientos que ni el mejor guionista sería capaz de idear.  

La cosa tiene, a priori, una mecánica muy sencilla: entran en la casa de Guadalix parejas que lo han sido o que lo son en la actualidad, que se llevan a matar o que tienen alguna cuenta pendiente del pasado. Para rizar el rizo, también hay tríos incómodos y tórridas historias entre algunas de las parejas. Menudos son en Mediaset: la que hay liada en Guadalix es de traca. Sodoma y Gomorra en su versión más cutre y serrana. Ahí tienen a Kiko Rivera (34 añosIrene Rosales (28), pareja bien avenida que derrochan de todo menos amor; o al sin sal de Alejandro Albalá (24) y la volcánica Sofía Suescun (22).

María Jesús Ruiz en el estreno de 'GH DÚO'.

María Jesús Ruiz en el estreno de 'GH DÚO'. Mediaset

Renglón aparte se merecen Yurena (48) -Tamara, Ámbar o como quiera que se llame ese ser que está detrás de tanto botox- y María Jesús Ruiz (35), la mujer que quiere y odia al mismo tiempo. La primera por ir de cantante cuando no se sabe ninguna de sus canciones -épico el momento en que Jorge Javier Vázquez (48) le pregunta por su nuevo tema y ella, hay que ver, se queda en blanco y tiene que revisar la letra- y, cuando atina, dan ganas de darle unas monedas a la pobre; y la segunda porque tiene una personalidad múltiple que debería mirársela.

Ser ella debe ser muy pesado, pasa de la risa al llanto con una facilidad que asusta y sus celos por Julio Ruz son tan creíbles como la historia de amor de este con Carolina Sobe. El despropósito hecho carne, el exceso convertido en share, la decadencia en forma de brilli brilli. Señores, con ustedes, GH DÚO. Sí, Telecinco ha vuelto a hacer de las suyas y este es el tinglado que tiene montado. 

Del amor empalagoso de Kiko e Irene al despiporre de María Jesús 

El programa de este martes era, simplemente, un avance a modo de aperitivo. Un acercamiento de los concursantes al público, un situar quién es quién en este desfase y revoltijo de descalabros. Por un lado, Kiko Rivera e Irene Rosales. Marido y mujer, entran en la casa enamoradísimos y dispuestos a demostrar lo mucho que se quieren y lo seguros que están de que durarán mucho allí dentro. Hete aquí uno de los grandes momentos de la noche, yo me he partido la caja, sí, pero de lo vergonzoso del tema. Ante la pregunta de un posible edredoning -momento íntimo bajo las sábanas-, Irene, muy fina ella, lo ha resuelto como sigue: "No, no, que es capaz de dejarme embarazada". 

Vamos, dando a entender que el DJ es, poco menos, que un fecundador empedernido y que va por ahí amenazando con engendrar. La verdad es que la escena ha sido pelín patética. Una situación que Kiko ha rematado con un comentario bastante machista: "Hombre, van a ser tres meses, yo lo voy a intentar porque mi mujer está muy guapa. De todas formas, si me voy yo antes, así puedo hacer vida de soltero fuera". ¿Se puede ser más tonto en menos tiempo? 

Sofía y Alejandro en plena discusión.

Sofía y Alejandro en plena discusión. Mediaset

Mejor no hablar de la tontuna que almacenan Alejandro Albalá y Sofía Suescun. La expareja no se puede ni ver -o al menos eso hacen creer a la audiencia- y sus reproches son casi tan profundos como sus cocientes intelectuales. El uno le reprocha al otro sus ansias de dinero y fama. Ahí lo único sensato lo ha dicho Alejandro, cuando ha soltado: "Tú no vienes aquí de retiro espiritual, sino también por dinero". Por cierto, impagable el reencuentro de Albalá con Kiko Rivera. Los cuchillos volaban, ya que no hay que olvidar que Alejandro fue pareja de Chabelita Pantoja (23). Me da a mí que ese antiguo parentesco va a hacer correr ríos de tinta. 

Los que también van a dar que hablar en este concurso van a ser María Jesús Ruiz, Julio Ruz y Carolina Sobe. Un trío bastante gracioso en el que cada cual se empeña en su papel y ninguno resulta creíble; nadie se cree la historia de amor entre Julio y Carolina ni tampoco la enemistad de María Jesús y su ex. No se llevan mal porque directamente no se producen ningún tipo de sentimiento. Se nota que se dan igual mutuamente y que fuerzan la máquina. Momento para la carcajada ha sido cuando Julio le ha felicitado el año a María Jesús y esta, sobreactuada, le ha espetado: "Pero, ¿qué te has hecho? Estás muy feo". Tengo que decir que me ha dado vergüenza ajena. De ahí la más lista es Carolina Sobe; se ríe de todo y de todos y está allí para pasarlo bien. Lo demás, se la resbala bastante. 

Yurena, la diva de extrarradio y Raquel Martín, la sorpresa de la edición

Yurena en el vídeo de presentación.

Yurena en el vídeo de presentación. Mediaset

Creo que es de justicia escribir de Yurena en un apartado muy destacado. Como se merece alguien de su talla y prestigio. Hacía tiempo que no veía a alguien capaz de tomarse tan en serio a sí mismo. Ella es descacharrante en grado sumo; el cachondeo en forma de botox, uñas postizas y vestido de lentejuelas más propio de una diva deslucida. Me da cierta pena porque creo que no es consciente de lo que el público piensa de ella. Su pareja en el reality, atención, está a la altura de las circunstancias: Juan Miguel, el exmarido de la cantante Karina (73)

Ese ser extraterrestre, ambiguo y delirante que entiende la moda a su modo y que se coloca lo que le viene en gana sin andarse con pamplinas. Es un árbol de Navidad andante y da la sensación de que él se lo pasa bien consigo mismo. Dice que va a darlo todo y, la verdad, voluntad no le falta al hombre. Creo que puede darnos bastantes sorpresas. Tantas como Raquel Martín. Para quien no lo sepa, ella es expareja de Suso Álvarez y de Fede, ex a su vez de Ylenia Padilla. Ah, y enemiga íntima de Sofía Suescun. Tanto, tanto, que, fijaos, se han bloqueado de las redes sociales. A lo tonto, nos van a dar mucho juego, no como Fortu o Antonio Tejado, que van a estar como puestos por el ayuntamiento. Yo los nomino ya. 

[Más información: Estos son los concursantes que participarán en la nueva edición de 'GH DÚO']