Terelu Campos en imagen de archivo.

Terelu Campos en imagen de archivo. Gtres

Famosos NO SALE RENTABLE

Último varapalo para Terelu: los fabricantes de sus joyas dejan de trabajar con ella

Las malas noticias se empeñan en acompañar a Terelu Campos (53 años) en el que, de seguro, será uno de los peores cierres de año de su vida. Mientras continúa batallando con los dolores que le provocó la doble mastectomía a la que se sometió tras descubrir un nuevo cáncer en uno de sus pechos, la colaboradora de Sálvame debe lidiar con sus compromisos profesionales lejos de la televisión. Según ha podido conocer JALEOS, uno de ellos le ha dado el mayor disgusto en su peor momento: su línea de joyas TRLU

Si bien hace unas semanas este periódico desvelaba que la hija mayor de Teresa Campos (77) había abandonado momentáneamente su implicación en las joyas -delegando tal función en su hermana Carmen Borrego (52)- por su lucha contra el cáncer, ahora descubre la última decisión que afecta de lleno a su economía y, por qué no, a su maltrecho estado de ánimo. Y es que, según la información que maneja este medio los orfebres cordobeses con los que trabajó Terelu hace ocho meses en la fabricación de sus joyas "han decidido dejar de contar con sus servicios"

Terelu, cabizbaja, en una de sus últimas salidas públicas.

Terelu, cabizbaja, en una de sus últimas salidas públicas. Gtres

Esta drástica decisión se ha tomado "en estos días" de manera unilateral y "Terelu está al tanto de la misma". Pero, ¿cómo se lo ha tomado?, interpela este medio. "Le ha afectado bastante porque tenía mucha esperanza depositada en este proyecto, había puesto mucho de sí misma y creía que había encontrado un soporte fuera de la tele". El motivo obedecería a una "ambición económica no resulta", según se desliza a JALEOS. 

En otras palabras, "no se ha llegado a los objetivos que se pusieron los empresarios cordobeses". Ante esa situación, la empresa con la que trabaja la firma TRLU ha decidido mantener "solo la línea de plata y deshacerse de la de oro, cuyos precios llegaban a alcanzar los 500 euros". Sin duda, un duro varapalo para la que fuera presentadora de Con T de tarde, que lo último que necesitaba para su maltrecho ánimo era este revés laboral y económico. 

El abandono de sus joyas, ¿presagio de la debacle? 

Terelu Campos.

Terelu Campos. Gtres

Fue el pasado noviembre cuando este medio se hizo eco del abandono momentáneo de Terelu con sus joyas. Entonces se arrojaba el problema de salud como principal motivo: "A Terelu le fastidia delegar, pero lo ha tenido que hacer". Fue el pasado mes de abril cuando Terelu ponía a la venta su primera colección; una línea de anillos, pulseras, pendientes y collares. La malagueña se aventuraba en el mundo del diseño con alhajas en oro y en plata que esperaba "que gustasen mucho", según sus propias palabras. En estos meses, Terelu ha estado especialmente volcada no solo como imagen de su firma, sino también en la producción de las joyas. Así las cosas, ha sido habitual verla en los talleres de elaboración del joyero cordobés con el que "ha dado forma a las ideas". Sin embargo, el cáncer truncó de nuevo sus planes cuando parecía estar saliendo del anterior pozo y ha tenido que hacer un gran sacrificio y "desentenderse" de su negocio por un tiempo. Al menos, no estar "tan al 100 por 100 como podría estar antes". Y es que, en la actualidad a la hija de María Teresa "le falta el ánimo, la fuerza y la ilusión".

Tras ese abandono temporal, se apuntó que Terelu había delegado sus funciones en su hermana Carmen y su cuñado José Carlos Bernal. En realidad, ellos nunca han estado fuera del proyecto, ya que han bregado codo con codo con Terelu a la hora del lanzamiento: "A Carmen no le pilla de nuevas, ella está muy metida en TRLU, incluso a veces mucho más que la propia Terelu". No cabe duda de que no hay nada como la familia para depositar los proyectos y la confianza cuando la enfermedad azota con fuerza. 

Carmen, inseparable de su hermana 

Terelu y Carmen en montaje JALEOS.

Terelu y Carmen en montaje JALEOS.

Pese a que en esta última recaída la persona que más se ha dejado ver a las puertas de la Fundación Jiménez Díaz junto a Terelu ha sido su madre Teresa Campos, en toda la titánica lucha que la colaboradora se ha visto obligada a emprender contra el cáncer ha habido un potentísimo pilar en el que se ha apoyado: su hermana Carmen. La que fuera directora de programas no se ha separado de su hermana mayor en ningún momento y no le ha permitido ni un pequeño bajón emocional: "Esta vez me vas a permitir que te ayudemos".

De hecho, fue el pasado martes 13, un día antes de la operación de Terelu, cuando Borrego hizo su aparición en Sálvame con un radical cambio de look. La hija menor de María Teresa bajaba las escaleras de plató con un corte de pelo a lo garçon, teñido rubio platino. Un peinado que recordaba mucho al que su hermana Terelu se hizo cuando se cortó el cabello de nuevo ante el tsunami del cáncer. Esta transformación de Carmen terminó siendo un simple guiño de cariño y complicidad, ya que en realidad no se había sometido a un severo corte de pelo: era una peluca. Sea como fuere, todo un detalle que demostró, una vez más, lo íntimamente unidas que están las hermanas. 

[Más información: Terelu abandona su línea de joyas en su peor momento: en quién ha confiado su proyecto]