Jesús Calleja, Javier Ambrossi y Javier Calvo en India.

Jesús Calleja, Javier Ambrossi y Javier Calvo en India.

Famosos SE CONFIESAN

Los Javis se sinceran sobre su infancia y el lado oscuro de la fama

El pasado domingo, Planeta Calleja ponía el broche de oro a esta temporada con Los Javis como invitados. Juntos recorrieron la cara menos turística de la India, a la par que permitieron descubrir algo más a la pareja de directores. Javier Calvo (29 años) y Javier Ambrossi (34) han conseguido revolucionar el consumo cultural millennial y tras el increíble éxito de La Llamada, tanto en su versión teatral como ante la gran pantalla, se coronaban convirtiéndose en los profesores de interpretación de Operación Triunfo.

Pero realmente para conocerlos en profundidad se han tenido que alejar de las alfombras rojas y galas de premios en las que son habituales y de la música del talent show de TVE, porque ha sido Jesús Calleja (53) quien ha conseguido que hablen de su infancia y la cara más dura de la fama.

Javier Calvo y Javier Ambrossi.

Javier Calvo y Javier Ambrossi.

La infancia de los Javis

Ningún camino que lleve al éxito está hecho de rosas y el de los Javis no iba a ser menos, tal y como ellos mismos han desvelado. "Vengo de una familia de adolescentes. Mi madre me tuvo con 18 años. La separación de mis padres me afectó muchísimo. De hecho, todas las movidas mentales que tengo vienen de ahí", confesó el Ambrossi sobre su infancia.

Aunque Calvo tiene recuerdos felices gracias a su abuela Lola, reconoce que la relación con su padre no ha sido fácil. "Con mi padre he tenido una relación difícil. Mi padre era muy serio, muy exigente. Ha cambiado mucho y nuestra relación ha recorrido un camino muy bonito", ha declarado el cineasta, que no ha podido evitar emocionarse al hablar de su abuela: "No teníamos presupuesto y Paquita llevó en la primera temporada la ropa de mi abuela", desvelaba.

Los Javis con Jesús Calleja en India.

Los Javis con Jesús Calleja en India.

Los Javis y la fama

Aunque sus nombres son imprescindibles en cualquier fiesta o evento que se precie no siempre han sabido batallar contra la fama en la que se han visto envuelta en los últimos meses. "La gente y los medios te ponen en un lugar que no te corresponde. No es fácil vivir con esa presión porque la gente espera mucho de ti. Pierdes el control de tu vida porque eres rehén de la imagen que proyectas y te proyectan", asegura Calvo.

Para poner un ejemplo de cuando la fama les ha jugado una mala pasada recuerdan: "De repente te llaman de la Moncloa, te ves con el presidente y lees en los periódicos que apoyas a determinado partido político. ¿Por qué? Nunca nos hemos posicionado".

Además, Ambrossi que se cerró Twitter hace meses ha reconocido que las redes sociales le afectan más de lo que debería: "A mí me afecta, te machaca al final estar mucho rato del día pendiente de lo que piensen los demás", ha sentenciado.

Los Javis en India.

Los Javis en India.

El momento más duro de los Javis

Durante el viaje con Jesús Calleja, descubrieron algunas de las costumbres de la India. Visitando Benarés, la ciudad sagrada a orillas del río Ganges, los invitados asistieron a una cremación de cadáveres al aire libre, sin embargo hay cuerpos que no se queman por miedo a que puedan traer mala suerte, como son los de los niños, santos o mujeres y son tirados al río, por lo que es muy normal verlos flotar a su paso.

Una situación que los Javis no soportaron y tras ver un cadáver flotar en el río y por el olor de los que se estaban cremando pidieron muy agobiados abandonar el recinto, al borde de un ataque de ansiedad y muy incómodos: "Es lo más fuerte que he visto en mi vida".

[Más información: Javier Ambrossi: "Toda la clase se ponía de acuerdo para pegarme"]