Irene Montero.

Irene Montero. Instagram

Famosos EN REDES SOCIALES

Irene Montero enseña su rostro tras la maternidad: "Sigo de baja pero atenta"

La portavoz de Podemos en el Congreso ha publicado un vídeo agradeciendo las muestras de cariño tras el nacimiento de sus hijos.

Es el turno de Irene Montero (30 años). Si este lunes 3 de septiembre Pablo Iglesias (39) reaparecía en televisión después de dos meses retirado de la vida pública, ahora ha sido la portavoz de Podemos en el Congreso quien ha decidido salir de su aislamiento después de dar a luz a sus mellizos prematuros.

La número dos de la formación morada ha publicado un vídeo en sus perfiles sociales para dar las gracias a todas las personas que le has enviado muestras de cariño durante este tiempo. Además ha anunciado que a partir de ahora, y aunque siga muy pendiente de sus pequeños, va a estar patenta a los acontecimientos a nivel nacional.

"Hola a todos y todas, quiero agradeceros de nuevo todo el cariño que me habéis enviado estos dos meses. Que sepáis que todo ese cariño me ha llegado y deciros que ahora todo este tiempo voy a estar de baja por maternidad, cuidando a Leo y a Manuel, pero quiero seguir atenta a las cosas que pasan en nuestro país. A la actualidad, a las cosas que nos preocupan... así que seguiremos conectados a través de las redes sociales. Un abrazo".

Visiblemente cansada pero con una gran sonrisa, Irene vuelve así a la actividad aunque de momento, y como ella ha explicado, solo sea a través de Internet. Desde que nacieran los bebés no solo había abandonado la vida pública sino que no había vuelto a manifestarse de ningún modo a través de Twitter, ni Facebook, ni Instagram. Han sido dos meses de mutismo absoluto en los que tanto ella como Iglesias se han centrado en los cuidados de Leo y Manuel, quienes siguen ingresados en el Hospital Materno Infantil del Gregorio Marañón. 

Fue el propio Pablo Iglesias a comienzos de semana el que explicó cómo se encuentran los pequeños y los cuidados a los que están siendo sometidos:

"Han pasado ya dos meses desde que nuestros hijos nacieron prematuramente. Desde aquel 3 de julio en el que llegaron por sorpresa, nos repetimos una y otra vez la misma palabra: vamos. Se trataba primero de salir adelante y después de ir superando etapas de recuperación. Cada día les mirábamos y les repetíamos lo mismo: vamos hijos, vamos.

Dicen que la amnesia infantil hace que olvidemos todo lo que vivimos en nuestros primeros años. Nos alegra que Leo y Manuel nunca recuerden los tubos o los electrodos que les acompañaron en la unidad de cuidados intensivos, que olviden los sonidos de los monitores que medían su ritmo cardíaco y su respiración. Nos gusta pensar que un día mirarán con extrañeza las fotos que les hicimos cuando eran tan pequeños. Pero hay cosas que les contaremos y de las que no queremos olvidarnos nunca. Antes de que pudieran alimentarse sólo de la leche de Irene, fue la leche de otras madres la que les ayudó a vivir. En cuanto fue suficiente, la de Irene fue también leche donada para otros niños. La sanidad pública hizo a nuestros hijos hermanos de leche de muchos niños y niñas como ellos".

Leo y Manuel nacieron el pasado 3 de julio con tan sólo seis meses de gestación. Según las propias palabras de su progenitor "han sobrevivido gracias al método canguro".

[Más información: La emotiva confesión de Pablo Iglesias sobre el sufrimiento de sus mellizos: "Soy ateo, pero mis amigos rezaron a la virgen"]