Frank Romero en una imagen de sus redes sociales.

Frank Romero en una imagen de sus redes sociales.

Famosos ADIÓS A UN MITO DE LA MÚSICA

Frank Romero, el cantante fallecido de Locomía que dedicó su vida a los demás

JALEOS ha hablado con el círculo más cercano al cantante y actor para conocer más al artista y saber cómo están viviendo la pérdida. Durante los últimos años dedicó parte de su vida a la docencia. 

Frank Romero sentía el arte en su piel. Vivió en los escenarios, alternando la interpretación con la música, sin abandonar nunca la esencia del grupo que le lanzó a la fama internacional. El exmiembro de Locomía fallecía a los 46 años el pasado 16 de julio, víctima de una encefalitis -la misma bacteria que puede producir la meningitis- como pudo saber en exclusiva JALEOS. Lo hacía dejando tras de sí una estela de recuerdos en la memoria colectiva. 

"Como artista nunca va a morir", confiesa Helena Colina, presidenta de la Fundación que lleva su nombre y de la que Frank era Patrón Honorífico. Durante los últimos años, el cantante del grupo dedicó parte de su tiempo a la docencia, ejerciendo como profesor en diferentes centros de teatro e interpretación. 

Frank Romero en una imagen de sus redes sociales.

Frank Romero en una imagen de sus redes sociales.

Explica que la labor del cantante era formar a las personas con habilidades excepcionales en cualquier tipo de disciplina artística. "Cuando veíamos a una persona que tenía talento la llevábamos a él", aclara Helena. Frank les ayudaba y se entregaba. Sabía equilibrar su labor como cantante y actor con su función como profesor.

En la docencia encontró parte de su talento y fundó, desde los cimientos, la Escuela de Arte Dramático de Huelva. Allí ejercía junto a un pequeño grupo de estudiantes y les guiaba sobre su futuro en la interpretación.  

Locomía se separó durante un tiempo y dejó huérfanos a los miles de fans que coreaban junto a ellos. Ahora, en tan sólo un mes, dos miembros del grupo han fallecido por causas naturales. Frank dejó la banda pero nunca abandonó su pasión. "Nunca dejó la actuación, era muy polifacético, se formó más allá de Locomía, era un artista con potencial y muchas capacidades", expresa su compañera y amiga. 

Era devoto, un creyente que buscaba cualquier excusa para honrar a sus santos a través del séptimo arte y así lo expresaba en la fundación tratando de organizar eventos en los días en los que se venera a los religiosos. 

"No tenía segundas intenciones, era un hombre bueno, positivo, sabía que la vida era bonita", lanza Paco San José, representante del artista. Explica que una de las mayores motivaciones para el cantante era su familia. El hermano de Frank tuvo un accidente de tráfico cuando tenía tan sólo 19 años, un incidente que le costó la movilidad total del cuerpo y, tal y como confiesa Paco, le postró en una silla. 

Frank Romero después de una actuación.

Frank Romero después de una actuación.

"Él estaba muy centrado en que su hermano pudiera vivir por sí mismo, que pudiera llevar una vida plena y, dentro de las posibilidades existentes, que todo le fuera lo más fácil posible", declara. Lo consiguió, hace un año y medio que su hermano se había independizado y podía volver a vivir por su cuenta. El amparo de Frank fue esencial, él le ayudó con la terapia y se volcó para conseguir una silla motorizada que le supliese sus necesidades. 

Siempre centrado en su hermano, con él entre sus preferencias y haciendo de sus necesidades las suyas propias, así vivió Frank desde el terrible accidente de su hermano. La noticia ha impactado al círculo más íntimo del cantante. La noticia llegó a Paco por medio de este periódico al que ha confesado que Frank era una persona sana, "muy centrado en su salud porque ni fumaba ni bebía y cuidaba mucho lo que comía". 

EL cantante durante una actuación en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva.

EL cantante durante una actuación en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva.

Tal es la huella que deja el integrante de Locomía que este martes 17 de julio la localidad de Punta Umbría (Huelva) ha decidido homenajearle de una formamuy especial. El municipio andaluz le va a dedicar los eventos del Orgullo LGTBI de esta semana, fiestas en las que tenía previsto actuar durante la clausura. No es la primera vez que actuaba en las fiestas en pro de los derechos del colectivo, tal y como nos cuenta su compañera Helena, ya lo hizo en años anteriores. 

Frank deja atrás muchos proyectos profesionales. El pasado 18 de mayo, presentó la portada oficial de su nuevo single You are all my life, una composición que vería la luz en plataformas digitales. Nada se sabe de estos proyectos pendientes después del fallecimiento de Frank. 

El fin de su participación en Locomía supuso el inicio de su vida como docente y la conversión en el bastón esencial de su hermano, quien ha logrado la independencia gracias a la ayuda que le ofreció el cantante. 

[Más información: Frank Romero, de Locomía, muere por una bacteria: el segundo fallecido del grupo en un mes]