Kiko Rivera no está atravesando su mejor momento.

Kiko Rivera no está atravesando su mejor momento. Gtres.

Famosos DE BAJA

Ansiedad y vómitos: la verdad sobre el estado de salud de Kiko Rivera

El DJ tendrá que someterse a terapias especializadas para combatir sus emociones negativas.

El misterio continúa en la vida de Kiko Rivera (34 años). ¿Cuenta toda la verdad el conocido DJ sobre su estado de salud? Si hace varias semanas confesaba que sufría una depresión y poco después se barajaba la posibilidad de que se había alejado de los escenarios por tener miedo escénico, JALEOS ha tenido acceso a una información relevante que cambiaría por completo ambas versiones.

Todo parece indicar que Kiko padece un severo cuadro de estrés y ansiedad tras su operación de reducción de estómago realizada el verano pasado. Emocionalmente, el hijo de Isabel Pantoja (61) es incapaz de controlarlo, por lo que come compulsivamente y lo vomita todo. Al DJ le da lo mismo ponerse hasta 'el kiko' en casa o en lugares públicos, como ocurrió recientemente en Barcelona mientras su mujer, Irene Rosales (28), asistía a la Bridal Fashion Week, o en los lugares más populares de Madrid.

A diferencia de su prima Anabel Pantoja (31) que se puso un balón gástrico con el que logró perder 30 kilogramos gracias a una dieta equilibrada y a una tabla de ejercicios ajustada a sus necesidades, Kiko aún no ha conseguido tener la misma fuerza de voluntad.

Kiko Rivera pinchando.

Kiko Rivera pinchando.

Está tan angustiado que su mujer y su madre están siendo por ahora los dos principales apoyos para superar este trance. Y, por el bien de sus hijos, Francisco (5), Ana (2) y Carlota (3 meses); todos desean que se recupere pronto. Sin embargo, tener voluntad es una cuestión muy personal y el DJ tendrá que someterse a terapias para canalizar las emociones o inscribirse en el Programa de Reducción de Estrés Digestivo (PRED) que se imparte en los principales hospitales españoles.

Para conseguir que estabilizar su vida, Kiko tendría que dejar de lado las grasas saturadas, los dulces, los lácteos y aquellos productos elaborados con harina de trigo. De esta manera, se controla la gastritis de una forma tan simple como aprender a comer: saborear, masticar e ingerir para alimentarse.

De momento, Kiko está alejado del foco mediático y, sobre todo, mudo con respecto a los rumores de una supuesta infidelidad de su hermana Chabelita (22) a Alberto Isla (25) con Toni, un tronista de Mujeres y Hombres y Viceversa. Aunque el hijo de la tonadillera aparecerá en la próxima edición de Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition que emitirá Cuatro, el programa está grabado con anterioridad al comunicado que envió el DJ anunciando que cancelaba sus compromisos profesionales. 

[Más información: Kiko Rivera, una historia de malos hábitos, depresión y 'bullying' infantil]