Sandra junto al pequeño Kenzo.

Sandra junto al pequeño Kenzo.

Famosos TRAS EL DESAHUCIO

Sabemos dónde han pasado la noche la hija y el nieto del marqués de Larios

Sandra Fernández de Villavicencio y su hijo Kenzo abandonaron su casa de La Moraleja este martes y JALEOS ha conocido cuál es el lugar en el que están pasando las horas posteriores al lanzamiento. 

Noticias relacionadas

Este martes 17 de abril, sobre las once y media de la mañana, la hija del marqués de Larios, Sandra Fernández de Villavicencio (30 años), y su hijo Kenzo (6) desalojaban la casa de La Moraleja -propiedad de su padre- después de muchos litigios y años de desencuentros. A las puertas de su hasta ahora hogar, y ya sin su vivienda, Sandra aseguraba a los medios de comunicación no saber dónde vivir, ni siquiera adónde irían a pasar la noche. Sin embargo, JALEOS tiene la respuesta. La propia hija del marqués ha querido aclararlo: "Kenzo y yo hemos dormido en casa de unos amigos de mi madre". 

Cabe recordar que Eva Frommer, la madre y exmujer del marqués, ha viajado estos días a España para apoyar a su hija, con la que se ha posicionado férreamente y no duda en brindarle su ayuda. "Siempre me tendrá a mí", aseguraba Frommer a este medio minutos antes del lanzamiento. Según el testimonio de Sandra, su hijo no lo está pasando nada bien tras presenciarlo todo y le ha llegado a asegurar que "jamás" olvidará el momento del desahucio, al que tuvo acceso EL ESPAÑOL en exclusiva. 

El desahucio de la hija y el nieto del marqués de Larios desde dentro, minuto a minuto Carmen Suárez

Fue una mañana muy complicada e intensa en la que, finalmente y después de una intentona la semana pasada, la autoridad pudo desalojar a Sandra y Kenzo de su casa. Entre nervios y mucha tensión, ambos no pudieron evitar el lanzamiento y vieron cómo los agentes sacaron de la vivienda todos los animales -en la casa había gallinas, perros, un gato, una tortuga y un conejo- y cambiaban la cerradura. De hecho, la hija de José Carlos Fernández de Villavicencio y Eleta no va a poder recoger sus pertenencias -las cuales depositó en una caseta del jardín- a pesar de que pidió cinco días para tal menester. 

Sandra junto a su madre y su hijo.

Sandra junto a su madre y su hijo. Gtres

"Mi padre es un cabrón", sentenció Sandra a las puertas de la que había sido su casa mientras amenazaba con desmantelar el entramado empresarial que, según ella, tiene su padre en Panamá. Además, se desahogó con este medio ante la ilegalidad que, en su parecer, se está cometiendo con su hijo, ya que "según la ley, cuando se desaloja a un menor debe estar presente el Fiscal del Menor y una jueza, así como se debe tener en cuenta que el pequeño no esté en el curso escolar". Con ganas de interponer varias demandas, lo que es un hecho es que Sandra y Kenzo ya no dormirán más en La Moraleja. 

[Más información: El desahucio de la hija y el nieto del marqués de Larios desde dentro de la casa, minuto a minuto]