Raquel Mosquera en una imagen antigua.

Raquel Mosquera en una imagen antigua. Gtres.

Famosos NÚMEROS ROJOS

Los motivos económicos que llevan a Raquel Mosquera a 'Supervivientes'

La peluquera ha sido la primera elegida para participar en el 'reality show' con el que podrá conseguir unos considerables ingresos con los que intentar sanear su maltrecha economía. 

Telecinco ya ha dado a conocer quién es la primera concursante de SupervivientesRaquel Mosquera (48 años). La peluquera, tras superar todas las pruebas médicas pertinentes, ha recibido el visto bueno de su doctor para poder viajar a Honduras. 

Con Raquel, Mediaset ha optado por un personaje bastante mediático que dará mucho juego, como ya adelantaba Gema López (46) el miércoles: "Es una mujer muy atrevida y lanzada y seguro que lo da todo en las pruebas". A esto hay que sumar la reciente popularidad que ha adquirido en los últimos meses tras reavivar su enfrentamiento con la que fuera su 'hijastra', Rocío Carrasco (40). 

Sin embargo, ¿cuáles son las razones que han llevado a Raquel Mosquera a aceptar? A su predisposición por aparecer en distintos programas de televisión hay que añadir el drama económico en el que vive. Hace años que la peluquera ha tratado de hacer de su modo de vida el ir a los platós de televisión, aunque sin éxito, y su peluquería lleva años en números rojos. 

La peluquería, una ruina

Solo tres meses después de contraer matrimonio con el exboxeador Pedro Carrasco, en 1996, la pareja dio de alta la empresa Carrasco y Mosquera SL. para la explotación de peluquerías y salones de belleza y estética; y para la gestión y representación o no de artistas y la explotación de derechos de imagen. Compañía de la que Raquel figura como administradora única desde 2004 (Pedro falleció en 2001 a causa de un ataque cardíaco). 

Raquel Mosquera, primera concursante confirmada de 'Supervivientes 2018'

Raquel Mosquera, primera concursante confirmada de 'Supervivientes 2018'

Raquel constituyó este negocio con toda la ilusión y el empeño de quien comienza un nuevo proyecto. Sin embargo, la suerte hace años que dejó de sonreír a esta peluquería y lo que antes era una mala racha ahora se ha instaurado como una tendencia negativa. 

Según las últimas cuentas que presentó esta compañía en 2015, la empresa sigue reduciendo su facturación año tras año, obteniendo en esa fecha 63.000 euros. Una cifra que, aunque tampoco es pequeña, no es suficiente para cubrir los gastos de la peluquería, sobre todo el sueldo del personal y el de Raquel Mosquera.

De este desfase entre ingresos y gastos no extraña saber que la empresa terminó 2015 con 39.000 euros de pérdidas. La cuestión es que el que la compañía presente pérdidas no es una situación puntual, sino una situación que se ha ido asentando con los años. En los tres ejercicios anteriores las pérdidas de Carrasco y Mosquera SL ascendieron a cantidades próximas a los 50.000 euros en cada uno de ellos.

A esto hay que añadir que sobre la empresa, además, pesa una considerable deuda que no solo no desciende, sino que año tras año crece de forma considerable. En la actualidad esta empresa tiene una deuda de 422.733 euros, una cifra muy superior al activo de a compañía (240.000 euros).

Raquel Mosquera también ve cómo las deudas pesan sobre su chalé de Galapagar, la sede de esta compañía y donde vive la peluquera. Para conseguir pagar la hipoteca de esta vivienda Raquel tuvo que pedir un préstamo de 270.000 euros en 2002, que posteriormente tuvo que ampliar en 2013. 

Queda por saber si con la participación en Supervivientes 2018 consigue darle oxígeno a su economía y ponerse al día con las deudas de las que este medio se ha hecho eco. 

[Más información: Raquel Mosquera, la superviviente que puede perecer en el intento]