David Bustamante, Paula Echevarria y  Miguel Torres en un montaje.

David Bustamante, Paula Echevarria y Miguel Torres en un montaje.

Famosos CONTRATO PREMATRIMONIAL

La cláusula de divorcio de Paula Echevarría y David Bustamante que les 'impide' tener amantes

JALEOS conoce las razones por las que la actriz no ha querido confirmar todavía su relación con el futbolista Miguel Torres.

Hace dos semanas amanecíamos con la noticia sobre la nueva relación de Paula Echevarria (40 años) y el lateral derecho del Malaga CF, Miguel Torres (32), que al parecer, y según confirmaron algunos medios, se trataba de una relación que se estaba forjando desde hacía ya unos meses.

JALEOS ha tenido acceso al testimonio de una de las personas de confianza de la pareja en aquel entonces. Ha asegurado que todos los movimientos llevados a cabo por ambos desde que se conociese la ruptura sentimental entre Paula y David Bustamante (35) se habrían hecho con la única intención de no saltarse las capitulaciones firmadas ante notario en el año 2013, cuando la pareja comenzó a sufrir graves crisis.

"En el año 2103 firmaron unas capitulaciones que guiaban los pasos a seguir por los dos si se llevaba a cabo dicha separación y te afirmo que se están cumpliendo tal y como ellos relataron en su día que debían de hacerlo", comenta.

Paula Echevarría y David Bustamante en la comunión de su hija Daniella.

Paula Echevarría y David Bustamante en la comunión de su hija Daniella. Gtres

Con estas palabras ha querido dejar claro esta persona, de la que no estamos autorizados a desvelar su identidad, que ambos tenían un mapa de directrices a seguir durante su proceso de divorcio. Concretamente, según ha podido conocer este medio, en una de estas cláusulas la pareja estaba de acuerdo en no oficializar ninguna otra relación hasta concluir el matrimonio en vigor. Algo que da respuesta a los últimos hechos que han envuelto a los protagonistas, quienes se están haciendo expertos en tirar la piedra y esconder la mano.

Al principio fue Bustamante el que cobró protagonismo con la supuesta relación con Ares Teixidó (31), de la que no trascendieron muchos datos salvo algunas fotografías de la presentadora saliendo de la urbanización a la que se mudó el cantante hace meses. Ahora le ha tocado el turno a Paula Echevarría, quien con eso de que la casa no es totalmente suya no ha querido hacer un despropósito a David y ha elegido el Hotel Villa Magna para mantener el primer encuentro que se ha hecho público con el jugador. 

[Más información: Primera reacción de Miguel Torres tras su cita secreta con Paula Echevarría]

La guía a seguir por Echevarría en su nueva relación 

Desde su separación, la actriz ha pasado casi de negar que su separación era un hecho a asegurar que no había marcha atrás. Para que su relación con Miguel Torres prospere Paula ha dado cuatro pasos importantes: 

1. Dejar claro su no vuelta atrás con David Bustamante mediante una declaración dada durante la presentación de un producto cosmético: "No hay vuelta atrás", abriendo la veda a nuevas relaciones.

2. Diferentes viajes a Málaga donde se ha visto con sus amigas y Miguel Torres.

3. Dirigirse al Hotel Villa Magna en su coche propio y dejarlo aparcado en la rampa de este conocido resort.

4. Ambos salen por la misma puerta y con una diferencia de algunos minutos siendo conscientes de la existencia de los paparazzis agolpados en la puerta.

Paula Echevarría y Miguel Torres en un montaje.

Paula Echevarría y Miguel Torres en un montaje.

Si el dirigirse a Málaga en repetidas ocasiones puede parecernos algo extraño y más si cada vez que viaja a la capital de la Costa del Sol es para pasar largas veladas junto a sus amigas y el futbolista, más raro parece la falta de precariedad con la que la actriz se dirigió al Hotel Villa Magna. Cuando llegó para encontrarse con su 'nuevo chico' dejó el coche estacionado en la rampa de este conocido resort, en vez de en el parking cercano del que no es necesario salir para entrar de forma camuflada al hotel. Más cuando es consciente del seguimiento por parte de los paparazzis que suscita cualquier tipo de movimiento suyo, algo que da mucho que pensar.

[Más información: Todos los detalles de la cita secreta entre Paula Echevarría y Miguel Torres]

A esto hay que sumar que Miguel, que fue muy precavido con la reserva del hotel (la hizo a nombre un amigo suyo), salió por la misma puerta que la actriz 10 minutos más tarde que ella, tras pasar juntos una jornada de más ni menos que 9 horas.

Paula Echevarría se enfada con los periodistas

Con todo esto, y basándonos en las capitulaciones firmadas en 2013, solo nos queda claro que la actriz ha querido y ha permitido que se supiese su paradero y con quién pasó esas nueve horas, sin ser ella misma la que confirme esta relación. Es decir, ha preferido que les fotografíen para dar a conocer su nueva relación sin ser ella misma la que la confirme de su propia boca.

Quizás este sea el camino de una nueva relación que esta empezando pero de la que ninguno de los implicados pueden oficializar. 

[Más información: Entramos en la suite del encuentro íntimo entre Paula Echevarría y Miguel Torres]