Montaje JALEOS.

Montaje JALEOS.

Famosos ¡PILLADA EN UN RENUNCIO!

Sara Carbonero se 'marca un Letizia': no quita la vista de su móvil

La periodista ha estado más pendiente de su teléfono que del partido de fútbol que ha disputado su marido. Lo mismo le ocurrió a la reina el Día del Desfile Nacional.

Noticias relacionadas

Que el teléfono móvil crea adicción es algo que se sabe y está documentado. Los famosos no se escapan de sus garras, ni mucho menos. Y más, con un agravante como es el hecho de que los fotógrafos sigan todos sus pasos. El móvil, ese aliado peligroso. Aun queda en el recuerdo colectivo el día en que la reina Letizia (45 años), sentada en el coche y asomada a la ventanilla, saludaba a los ciudadanos con su consabido gesto real mientras que con la otra mano se centraba en su móvil.

Un gesto que dio la vuelta al mundo y que rescató aquellas informaciones que hablaban de la gran querencia de la reina por su teléfono. Ahora le ha pasado algo muy parecido a otra reina, pero en este caso del deporte.

Sara Carbonero pendiente de su móvil.

Sara Carbonero pendiente de su móvil. Gtres

La periodista Sara Carbonero (34) se encontraba hace poco en el gradas dispuesta a seguir el partido que disputaba su marido en el Oporto, pero, bien porque el fútbol estaba de lo más aburrido o porque recibió una noticia de última hora en su teléfono, lo cierto es que se pasó gran parte del tiempo aísla del ruido forofo del campo. 

Acompañada por un amigo, la mujer de Iker Casillas (36) comenzó su 'enganche' al móvil tomándole unas fotos a su marido mientras jugaba, pero, a la luz de las imágenes, se aprecia cómo poco a poco la atención de la periodista cambia rápidamente y se vuelca en su móvil. Un detalle que no pasó inadvertido para los fotógrafos, quienes captaron los momentos en los que ella se sumergió en el teléfono. 

Letizia, un gesto real "de mala educación"

La reina Letizia el día de la Hispanidad.

La reina Letizia el día de la Hispanidad. RTVE

Corría el mes de octubre de 2017 cuando Letizia demostró su querencia por el móvil ante la atenta mirada de miles de ciudadanos que esperaban su llegada a la plaza de Lima, en Madrid, donde tuvo lugar el desfile de las Fuerzas Armadas con motivo del Día de la Fiesta Nacional. 

Los monarcas entraron al acto oficial en un vehículo oficial saludando a los presentes allí congregados. Lo realmente llamativo fue que mientras Felipe VI (49) repartía sonrisas y saludaba con su mano, Letizia hizo lo propio, pero sin sonreír y con la mirada puesta en su móvil. Un gesto que en las redes sociales se consideró como una falta de respeto

[Más información: Letizia, con una mano saluda al público y con la otra maneja el móvil]