Apolonia Lapiedra en una imagen de archivo.

Apolonia Lapiedra en una imagen de archivo. Redes Sociales.

Famosos CINE PARA ADULTOS

Apolonia Lapiedra, la estrella emergente del porno español que dará mucho que hablar

De recoger cebollas en Albacete a ser protagonista de 19 películas. El apellido se lo debe al productor y no tiene nada que ver con María Lapiedra. 

De cuerpo delgado, pelo oscuro, facciones finas en el rostro, Samantha (-25 años- conocida como Apolonia Lapiedra) ha conseguido convertirse en toda una estrella del porno. Ella, junto a una serie de prometedores jóvenes, conforman el grupo de las nuevas promesas de la industria del sexo que prometen llegar a la altura de otras celebrities españolas como Jordi 'El Niño Polla' (23), como explican a JALEOS desde el salón erótico de Barcelona, un referente en este sector.

Sin embargo, de entre todos ellos, Apolonia Lapiedra brilla con luz propia. Tanto dentro de la pantalla, donde ha trabajado con los actores y los productores más importantes, como fuera de ella, donde ha conseguido convertirse en toda una influencer en sus redes sociales. 

Poco se podía imaginar hace años esta joven veinteañera el éxito que le esperaba en este sector. Nacida en Hellín (Albacete) Samantha había tenido un gran número de trabajos, muchos de ellos muy duros y mal pagados, incluso se dedicó a recoger cebollas (una labor por la que nunca le pagaron). 

Sin embargo, todo esto cambió cuando conoció a Ramiro Lapiedra, el conocido productor pornográfico que ya descubrió a otras famosas actrices como María Lapiedra (33). Como ella misma comenta, conocer a Ramiro marcó un antes y un después en su vida y, al igual que en la película Yo soy la Juani, esta hellinera se marchó a la gran ciudad para convertirse en una estrella. 

Grabó su primera escena el 14 de febrero de 2015 y, ante la sorpresa del productor y la actriz, se convirtió en un gran éxito, siendo líder en descargas y aumentando de forma estrepitosa su número de seguidores. Esta rápida fama, y los 1.300 euros que le dieron en mano, terminaron por convencerla. 

En solo tres años ha logrado grandes éxitos dentro de la industria del porno, llegando a trabajar con productoras de gran renombre como Private o Bang bros y ha protagonizado películas junto a celebrities como Keiran Lee (una estrella al otro lado del atlántico) o Nacho Vidal (44). 

Todo ello le ha granjeado un reconocimiento por parte de la industria del porno, habiendo recibido el premio Ninfa a la mejor actriz revelación del año y el premio Ninfa a la mejor escena amateur por El primer anal de Apolonia. 

[Más información: Con 'El Niño Polla' en un descanso: "Me he acostado con 300 mujeres"]

Las otras 'celebrities' españolas

Sin embargo, no solo dejan bien alto el nombre de España Apolonia Lapiedra y Jordi ENP, y es que hay otros rostros que ha exportado nuestro país que prometen convertirse en grandes estrellas. 

Una de ella es Caomei Bala (21) una joven barcelonesa y vegana que también viene pisando fuerte. La primera vez que vio una escena porno fue en la secundaria y, según comenta ella misma, esta experiencia la dejó indiferente. 

Sin embargo, poco se podía imaginar esta joven adolescente que en pocos años terminaría protagonizando esas escenas que tan poca emoción le despertaban. Al poco de conocer a Lukas el Bala este le propuso introducirla en la industria del sexo, y ella no lo pensó. Debutó en el cine para adultos nada más y nada menos que con Nacho Vidal en Cumlouder, aunque poco tiempo tardó en seguir con otras escenas de la mano de productoras como Private, Virtual Taboo o Chicas Loca. 

Otra de las jóvenes promesas es el cubano Jesús Reyes (27) que, aunque no nació en España, comenzó su trayectoria profesional en nuestro país (hay que tener en cuenta que en su tierra el porno está prohibido). A los 21 años viajó a España para unirse a su padre, y se adentró en este sector porque necesitaba ingresos con los que costearse los estudios de Derecho.

Empezó en el salón erótico de Barcelona en 2016, cuando actuó en un stand junto a su entonces pareja, Alba de Silva, y tardó poco en conseguir un gran éxito. Con su cuerpo fornido y su tez morena se ha convertido en uno de los actores estrellas de la productora Private, haciéndose con el premio Ninfa al mejor actor revelación.