Montaje JALEOS.

Montaje JALEOS.

Famosos GUERRA ABIERTA

Guerra entre los Franco y Carlos Amigo: el cardenal no quiere que le relacionen con ellos

Ninguno de los siete nietos y 14 bisnietos de Carmen Franco, así como sus amigas más íntimas, asistieron a la misa que ofreció el Cardenal Carlos Amigo. JALEOS ha descubierto el motivo real que se esconde tras esta decisión. 

El pasado día veinticinco de enero tenía lugar en el piso donde tiene su sede la Orden del Santo Sepulcro en Madrid el funeral por el alma de Carmen Franco, la hija de Francisco Franco, oficiada por Carlos Amigo. Ninguno de los siete nietos y 14 bisnietos de la fallecida, así como sus amigas más íntimas, asistieron a la misa que ofreció el Cardenal Carlos Amigo

Personas afines a parte de la familia Franco se han puesto en contacto con JALEOS para explicar una ausencia que podía resultar en un principio incomprensible y quieren dejar muy claro que en absoluto se muestran resentidos con la Orden de Caballería de la que era Dama su madre, por la que sienten un enorme respeto, pero sí con la actitud del Cardenal Carlos Amigo. Y es por ello por lo que no asistieron al funeral.

Algunos de los hermanos de María del Carmen Martínez Bordiú (66), futura duquesa de Franco, no todos, no acaban de comprender por qué el Arzobispo Emérito de Sevilla, Gran Prior de la Orden, se negó en rotundo a ofrecer el responso en el tanatorio donde se velaban los restos de la duquesa de Franco. Según estas fuentes "ni siquiera asistió al velatorio porque había prensa en la puerta y tuvo que venir el Abad del Valle y un sacerdote muy anciano, Bartolomé Rizo, nonagenario y caballero de la orden a rezar el responso y una misa de córpore insepulto. Carlos Amigo no quería que le relacionara con los Franco". 

Carmen M. Bordiú.

Carmen M. Bordiú. Gtres

No habría sido el aura de Cardenal progresista lo que habría alejado a los Franco de quien está considerada la persona más cercana al Papa, sino al revés. Fue él quien quiso marcar distancias en el momento en el que, según aseguran estas fuentes, más se le necesitaba. Y de hecho así lo manifestó, incluso antes de que muriera, "dijo que a lo sumo haría algo muy discreto y solo para la familia". Añaden que para el funeral en la Iglesia de los Jesuítas, "tuvo que venir desde Valencia S.R.E el Cardenal Cañizares y el Cardenal Estepa, los cuales no tuvieron reparos en rezar públicamente por el alma de una mujer totalmente involucrada en la orden, una persona, que, al margen de su procedencia, era solo responsable de sus actos, no de los de su padre. Era católica, tiene la Cruz de la Orden y se merece que su prior rece por ella". Y lo hizo, con un sermón que impactó a los miembros de la orden y a las personas que asistieron a la celebración litúrgica, aunque los Franco no estuvieran presentes.

Posteriormente, siempre según dichas fuentes, Carlos Amigo no quiso oficiar el funeral de la Orden del Santo Sepulcro por el alma de la fallecida en San Francisco El Grande sede espiritual de la Orden, y manifestó que solo celebraría una misa en la sala multiusos que se utiliza para celebrar misas, reuniones, etc, donde sentadas "solo caben 40 personas muy apretadas".

Lo cierto es que el Cardenal es libre de organizar su agenda, con muchos compromisos como desee. Las misas que se celebran el último jueves de mes, durante casi todo el año, con excepción del mes de agosto, son el momento en el que se hacen las Preces o peticiones y se reza especialmente por los miembros de la Orden fallecidos durante el mes anterior y también por todos los familiares de Caballeros y damas fallecidos. El trato, en este caso, habría sido igualitario con Carmen Franco, según fuentes de absoluta solvencia consultadas por JALEOS. 

Hacer una misa solo para ella en San Francisco como habría deseado la familia no estaría justificado porque no se hace con ningún caballero o dama. Hay una misa anual en el mes de noviembre donde se recuerda a todos los fallecidos así como todos los fallecidos durante el año anterior, que Dios mediante se celebrará en noviembre del 2018. La incógnita es: ¿Asistirán los Franco? El testamento de Carmen Franco está atado y bien atado y Francis tiene asumido que su hermana es la duquesa: no hay discordias posibles. 

"Ninguna opinión desfavorable de la Orden"

Carmen Martínez Bordiú junto a Luis Alfonso, Cynthia Rossi y Margarita Vargas.

Carmen Martínez Bordiú junto a Luis Alfonso, Cynthia Rossi y Margarita Vargas. Gtres

Algunos de los hermanos de María del Carmen Martínez Bordiú quieren que conste que "Ningún miembro de la familia Franco tiene una opinión desfavorable de la Orden, sino todo lo contrario ya que su madre además de ser una de las tres Grandes Cruces con las que contaba la Orden, se sentía totalmente identificada con los objetivos de la misma- Es más, uno de los hijos de Francis Franco (64) estaba incluso pensando ingresar en ella". 

Luis Alfonso (43), su primo es Gran Maestre de la Orden del Espíritu Santo, Gran Maestre de la Orden de San Miguel y Gran Maestre de la Orden de San Luis. Y aunque siempre se ha dicho que quien mucho abarca poco aprieta, siempre se mostró absolutamente colaborador. Tanto él como su esposa Margarita y sus hijos iban al rastrillo Nuevo Futuro con la abuela a vender chocolatinas y a ayudar en todo lo que hiciera falta en el stand.

Personas muy allegadas a la familia con las que se ha puesto en contacto EL ESPAÑOL han querido dejar claro que no existen divergencias en el seno de la familia en cuanto a las últimas voluntades de la fallecida, cuyo testamento está a punto de ser abierto "si se discute va a ser solo por alguna tontería. Ya quisieran muchas familias tener todo tan atado y bien atado como lo ha dejado Carmen Franco. Está todo detallado al milímetro para que no haya desavenencia alguna. Y no va a haber sorpresas. Está claro que su hija mayor va a ser la duquesa porque la ley así lo recoge. Natalia Figueroa (78) abrió camino cuando llevó su caso hasta el tribunal de Estrasburgo y así es como va a ser. Francis lo tiene asumido".

Francis Franco.

Francis Franco. Gtres

Según nuestras fuentes, la imagen de unidad que quisieron mostrar en el funeral celebrado en la Iglesia de San Francisco de Borja, donde sonó el himno de España, no fue un gesto de cara a la galería. El abrazo que Francis dio a su hermana cuando el Cardenal Cañizares (72) dijo "Daros la paz", era sincero. Paradójicamente, algún día el título que lleva el apellido del hombre que rigió los destinos de España durante 40 años lo llevará un Borbón, el hijo mayor de Carmen, Luis Alfonso.

[Más información: Boicot de los Franco al funeral de su madre organizado por la Orden del Santo Sepulcro y el cardenal Carlos Amigo]