Alberto Garzón y Anna Ruiz, a las puertas de las Bodegas Riojanas donde transcurrió la ceremonia.

Alberto Garzón y Anna Ruiz, a las puertas de las Bodegas Riojanas donde transcurrió la ceremonia. Gtres

Famosos FOTOS EXCLUSIVAS

Las críticas a Alberto Garzón por su boda burguesa y otros detalles desconocidos

Las redes no han tardado en criticar al secretario general de Izquierda Unida por haber celebrado un enlace bastante alejado de la filosofía proletaria y marxista que promulga.

No han sido 1.000 los invitados, como sucedió en la boda de Ana Aznar (35 años) y Alejandro Agag (46) en El Escorial, pero el enlace de Alberto Garzón (31) y Anna Ruiz (27) también se ha caracterizado por un gran despliegue de medios en La Rioja, algo que no ha pasado desapercibido en las redes sociales teniendo en cuenta el carácter proletario y comunista de los contrayentes.

[Más información: La boda de Alberto Garzón y Anna Ruiz: un actor como 'cura' y Karl Marx invitado]

Menú para 270 invitados, la contratación de una wedding planner para que les organizara el enlace, además de una de una afamada cantautora para que les cantara al margen de una orquesta, una elegante y exquisita decoración con un diseño y tipografía personalizados, un selecto cóctel y distinguido menú... Había hasta un toro mecánico para el deleite de los novios e invitados. Una boda por todo lo alto y grandes costes que muchos ciudadanos han calificado de "incoherente" en referencia a la ideología progresista, humilde y anticapitalista del líder de Izquierda Unida

Lo que no se ha contado de la boda

Al margen del criticado dispendio, lo cierto es que tanto Alberto como Anna disfrutaron mucho de su gran día, a juzgar por las instantáneas a las que ha tenido acceso EL ESPAÑOL de amigos cercanos a la pareja. La víspera del día de la boda, los amigos más cercanos compartieron con los novios una fiesta de preboda en la que no faltó un curioso detalle: una pulsera con el nombre de los contrayentes, del estilo de las que se lucen en los hoteles que cuentan con un servicio de todo incluido.

Algunos detalles de la ceremonia, a los que ha tenido acceso este medio.

Algunos detalles de la ceremonia, a los que ha tenido acceso este medio. EL ESPAÑOL

Pero no fue la única sorpresa que tenían lo recién casados para sus invitados. Beatriz García Morón, la wedding planner que contrataron para la ocasión, ha revelado algunas de las peticiones que le hicieron para que ese día fuese perfecto. "Alberto me pidió que Karl Marx estuviese presente en su boda y para ello diseñamos este cartel que acompañó el rincón de la cerveza", explicó la joven, quien se encargó de realizar un diseño único y personalizado para todo lo que tuviera que ver con la ceremonia, como los carteles que adornaban las mesas y que hacían referencia a grupos de música o los regalos con los que obsequiaron a las personas que les acompañaron en su día. Entre esos detalles destacaron las réplicas en miniatura de algunos de ellos y la posibilidad de desplazar a los invitados en autobuses contratados para la ocasión.

Otro de los secretos que ha permanecido prácticamente oculto hasta ahora ha sido el toro mecánico que Anna y Alberto contrataron para sorpresa y deleite de sus invitados y al que se subió el propio político, así como su ya esposa.

Garzón disfrutó de lo lindo en el toro mecánico, al igual que su ya mujer.

Garzón disfrutó de lo lindo en el toro mecánico, al igual que su ya mujer. EL ESPAÑOL

[Más información: El topo de la boda de Alberto Garzón: su hermano rompe el pacto de silencio]

Un tango 'con clase'

El propio Garzón ha sido el encargado de desvelar que, en lugar del tradicional vals, los novios optaron por un tango. EL ESPAÑOL ha podido confirmar que se trata de Easy virtue, de Sophie Solomon, Perry Montague-Mason e Ian Watson, un tema que aparece en la película Una familia con clase, protagonizada por Colin Firth (56) y Jessica Biel (35).

Momento del baile nupcial

Momento del baile nupcial EL ESPAÑOL