Jesulín de Ubrique y María José Campanario.

Jesulín de Ubrique y María José Campanario. Gtres

Famosos PASIÓN EN LA PLAYA

El amor incondicional de Jesulín a una desmejorada Campanario

El diestro y su mujer han celebrado sus 15 años de matrimonio con una jornada de sol y mar. La odontóloga pudo abandonar por unas horas el psiquiátrico en el que está ingresada desde principios de julio.

Noticias relacionadas

Jesulín de Ubrique (43 años) lo hace todo por amor. Más de doscientos kilómetros separan Cádiz de Málaga, pero el diestro no ha dudado en recorrerlos por María José Campanario (38), su mujer. Aunque los planes eran otros (celebrar sus 15 años de casados con una boda), la pareja ha tenido que conformarse con la playa debido al ingreso hospitalario de la odontóloga.

Un paseo por el centro de Málaga, una comida en el chiringuito y un chapuzón lleno de muestras de cariño fueron los protagonistas en su 15 aniversario. El diestro se acercó hasta la clínica para sacar a pasear a su mujer y celebrar más de una década de matrimonio por la costa malagueña. 

[Más información: Jesulín saca del psiquiátrico a Campanario para celebrar sus 15 años de amor]

A pesar de las malas circunstancias, el matrimonio no ha querido dejar pasar la ocasión de celebrar que siguen juntos, pase lo que pase. Besos, abrazos y arrumacos fueron los protagonistas. El diestro y Campanario se dejaban ver, ajenos totalmente a las miradas indiscretas de cientos de curiosos, de la mano y muy enamorados mostrando que pueden con cualquier situación que se les venga encima. 

Aunque muy desmejorada, a la odontóloga se le pudo ver disfrutar del cariño incondicional de su marido, que se encuentra en estos momentos cuidando fielmente de su mujer. Con un bañador de flores, gorro y gafas para protegerse del sol, Campanario se paseaba de la mano del torero demostrando que, aunque poco a poco, avanza en su recuperación.

Ha sido, de hecho, ella misma quien ha afirmado a los medios que está "mucho mejor". Una mejoría que viene con un cambio de look: melena rubia platino y una sonrisa permanente que lució de la mano de su marido por el mediterráneo, al que se le vio atento de cualquier necesidad de su mujer. 

[Más información: María José Campanario saca su genio para defender a Andreita, la hija de Belén Esteban]

Este último mes ha sido un caos para Campanario. De defender a su hijastra, Andreíta Janeiro (18) del cyberbullying en internet, al ingreso hospitalario debido a la fibromialgia por unos dolores tan fuertes que requerían tratamiento por vía intravenosa. A pesar de lucir desmejorada, no pierde la esperanza. Fue ella misma quien, de forma voluntaria ingresó en la clínica El Seranil (Málaga) desde el pasado lunes 10 de julio. Un hospital psiquiátrico especializado en adicciones, ansiedad o depresión, entre otras enfermedades mentales y en el que la odontóloga se encuentra recuperándose de su enfermedad. 

La terapia que está recibiendo Campanario incluye actividades al aire libre; algo que le ha permitido disfrutar de la compañía de su marido y poder celebrar, aunque no como el matrimonio hubiese querido, de un tiempo juntos. Unos días en los que se puede apreciar cómo el diestro se está volcando totalmente en la pronta recuperación de su mujer.