Roy Price, Steven Seagal y Harvey Weinstein son algunos de los nombres empañados por la polémica.

Roy Price, Steven Seagal y Harvey Weinstein son algunos de los nombres empañados por la polémica.

Celebrities LO QUE OCULTA EL ÉXITO

Las caras del escándalo sexual

El éxito de algunos de los hombres más poderosos de Hollywood ha quedado manchado por lo que escondían detrás. El acoso ya tiene nombres y apellidos.

Ane Olabarrieta

Harvey Weinstein (65 años) fue el primero, pero el goteo de nombres relacionados con el acoso sexual no cesa. Los (hasta ahora) hombres más poderosos de Hollywood junto a otros altos cargos de empresas punteras e incluso celebridades históricas del cine están viendo cómo son señalados por sus víctimas, quienes gracias a que el hecho ha salido al fin a la luz pública han perdido el miedo a sus acosadores.

Más de 34 mujeres son ya las que han denunciado el abuso recibido por parte de Weinstein, entre ellas, actrices como Angelina Jolie (42) o Gwyneth Paltrow (45) hasta modelos como Cara Delevingne (25). Todas ellas han narrado lo que vivieron con el magnate y cómo las forzó para su satisfacción, ya que en caso de negarse las amenazaba con vetarlas en el mundo del cine y hundir sus carreras.

Sin embargo, Weinstein no es el único nombre que se ha ligado al acoso sexual estos días. La dura revelación de las actrices que trabajaron con él ha causado un efecto dominó en el resto de intérpretes femeninas de Estados Unidos que se han visto reflejadas en ellas y su situación. Por eso, esta semana se ponía en la palestra otros dos hombres de poder en el panorama cinematográfico: Roy Price (50), directivo de Amazon Studios, y Steven Seagal (65), uno de los actores más consagrados de la década de los 90.

Varios de los rostros de las famosos que se han atrevido a contar su experiencia de acoso sexual por parte de Weinstein.

Varios de los rostros de las famosos que se han atrevido a contar su experiencia de acoso sexual por parte de Weinstein.

El jefe de la rama de cine y televisión del gigante de Internet renunció a su cargo este miércoles sin querer dar explicaciones, pero horas después el mundo ya sabía que su dimisión era consecuencia de una primera denuncia de acoso sexual a la que siguieron varias más. Fue la productora Isa Hackett la que dio el paso de acusarle por un episodio en un viaje en taxi que hizo junto a él en 2015.

Además, la actriz Rose McGowan (44) ha desvelado que precisamente fue a Price a quien le avisó de las 'malas artes' de Weinstein: "Le conté al jefe del estudio que Harvey me había violado. Se lo repetí una y otra vez. Él me respondió que no había pruebas, yo le dije que la prueba era yo". Ahora que se conoce que el directivo de Amazon también practicaba las mismas formas, el testimonio de McGowan cobra mayor peso.

Aunque no solo han sido lo altos cargos del mundo cinematográfico los que se han visto señalados por escándalo sexual. El actor Steven Seagal también es el protagonista de una situación de acoso. En esta ocasión es la actriz y periodista Lisa Guerrero la que ha sacado a la luz el horror que vivió junto al veterano intérprete en 1996 cuando este le ofreció en insistidas ocasiones que acudiera a su casa en Beverly Hills para tener "ensayos privados" o cuando se metía en su camerino "para acabar lo que en tantas ocasiones previas ella se negó a realizar".

La polémica no para de hacerse cada vez mayor y no solo están en el centro de la noticia los acosadores y las víctimas, sino también los nuevos frentes que se han creado a causa del revuelo generado. En toda esta ola de casos existen los que conocían lo que ocurría y lo ocultaron durante años, y los que tras saltar la información luchan por acabar con la lacra del machismo en Hollywood.

Los encubridores del escándalo

Tras varios días en los que los nombres de actrices acosadas por los poderosos del cine no parar de salir, es otro nombre el que aparece en mitad de la polémica para mostrar su arrepentimiento por no haber actuado antes. "Sabía lo suficiente como para hacer más de lo que hice", esas palabras pertenecen a Quentin Tarantino (54) con las que asegura que era conocedor de la 'mala praxis' de Weinstein pero permaneció en silencio.

Quentin Tarantino, en un festival de cine de Nueva York.

Quentin Tarantino, en un festival de cine de Nueva York. Gtres

Pero el caso del guionista que calló ante lo que sabía no es un hecho aislado, y es que en ese mismo bando están decenas de productoras, agencias, publicistas y abogados que a pesar de estar al tanto del 'perfil acosador' de Weinstein trabajaban a su vera para aprovecharse de su poder y el dinero que generaba. Así lo ha demostrado la cantante y actriz Courtney Love (53) gracias a un vídeo que se ha hecho viral en el que acusa a la Creative Artists Agency de castigarla por haber cuestionado la conducta de Weinstein en 2005.

Los escuderos de la verdad

La actriz Alyssa Milano (44) conocida también por su labor activista y de denuncia social no ha dudado en ayudar a su amiga Rose McGowan con quien coincidió en la serie Embrujadas. La intérprete americana ha querido concienciar de la magnitud real de las situaciones de acoso y por eso ha llevado a cabo una iniciativa que ha conseguido una respuesta inmediata: que aquellas personas que hayan sufrido abusos sexuales escriban el hashtag #MeToo (Yo también) en su perfil de redes sociales.

Rose y Alyssa se conocieron en la serie 'Embrujadas'.

Rose y Alyssa se conocieron en la serie 'Embrujadas'.

En menos de 24 horas más de medio millón de personas, entre ellas, la cantante Lady Gaga (31), la presentadora Elle DeGeneres (59) o la actriz Rosario Dawson (38), utilizaron el hashtag para hacer saber que ellas también sufrieron acoso. Y es que en vista del alcance que ha tenido el movimiento iniciado por Milano, las redes sociales se han convertido en la mejor arma para demostrar que no son casos aislados sino que se trata de una lacra que está presente en muchas industrias y es padecida por millones de personas que hasta ahora permanecían indefensas.

Ante tal cifra de afectados por los imperios machistas Kathryn Bigelow (65), la única directora ganadora de un Oscar en la historia de los premios, ha aplaudió la propuesta de Alyssa. Además también ha querido expresar cuál es su postura acerca del grave asunto y ha remarcado la gran oportunidad que ofrecen las redes sociales para hablar alto y claro de la realidad que se oculta tras el poder: "Al fin la democratización de la divulgación de la información puede ir más rápido que los intentos de un magnate de los medios por enterrarla".

[Más información: Todas las víctimas sexuales de Harvey Weinstein]