La Reina recurre a una misma pregunta en sus actos oficiales sea quien sea el receptor.

La Reina recurre a una misma pregunta en sus actos oficiales sea quien sea el receptor.

Casas Reales CENTRADA EN LA SALUD

La cuestión que obsesiona a Letizia y que pregunta en todos sus actos

La Reina ha demostrado que hay un asunto alimenticio que le trae de cabeza hasta el punto de querer conocer la respuesta de todo aquel que se cruza.

Noticias relacionadas

La Reina disfrutó muchísimo este jueves en su visita a su ciudad natal, Oviedo. Letizia (46 años) se encontraba en la capital asturiana para inaugurar los cursos de verano de la Escuela de Música Internacional de la Fundación Princesa de Asturias.

Nada más llegar a suelo asturiano ya notó el calor con el que la suelen recibir cuando llega. Tuvo aplausos, vivas y vítores como no tiene en ningún otro lugar de la geografía española, es natural, ella es de allí.

El caso es que tras todo el protocolo, los saludos y haber escuchado con atención las palabras de Aarón Zapico, el director de orquesta del grupo Antiqva, invitado de honor en estas jornadas musicales, la esposa de Felipe VI (51) quiso charlar de forma distendida con todos los asistentes.

Letizia, en Oviedo este jueves preguntando a los niños qué es lo que desayunan.

Letizia, en Oviedo este jueves preguntando a los niños qué es lo que desayunan. Gtres

Y fue en esta conversación distendida cuando Letizia volvió a hacer la pregunta, la cuestión que obsesiona a la Reina de forma enfermiza: "¿Qué os daban de desayunar en casa?", le dijo a Aaron Zapico. El maestro, un poco extrañado por la cuestión, le contestó en broma: "Cola Cao, aunque mis hermanos eran más de Nesquik". La Reina no se dio por satisfecha con la respuesta y le comentó: "Seguro que tomabais algo más nutritivo, proteínas y grasas saludables", le apuntó al músico.

Aunque esto que ocurrió en Oviedo se puede quedar como una sencilla anécdota, lo cierto es que la Reina tiene esa pequeña obsesión, le pregunta a todo el mundo por sus desayunos. Da igual el cargo o la relación que mantenga con esa persona, ella lo pregunta. Esto es algo a lo que todos los periodistas habituales están acostumbrados, siempre que alguien le cuenta que tiene hijos pequeños ella le interroga sobre la primera comida del día que toman. Si no le gusta la respuesta, ya que Letizia odia todo lo que lleve azúcar o cualquier alimento procesado, hace su propia receta y recomendación sobre lo que deberían dar a sus vástagos a primera hora de la mañana.

La prensa está acostumbrada a este tipo de situaciones con la esposa de Felipe VI, pero lo que no se esperaban es que la misma pregunta se la hiciera constantemente a cualquiera. De hecho, en su primer encuentro con el actual Presidente en Funciones, Pedro Sánchez (47), el 29 de julio de 2019, cuando el Secretario General del PSOE recién elegido en su cargo acudió a Zarzuela para conocer al Rey, tras el encuentro se unió por sorpresa la Reina porque también quería presentarse, y una de las cosas que Letizia le preguntó a Sánchez fue esa: "¿Qué desayunan tus hijas?". La conversación fue mucho más larga, hablaron de muchas más cosas, pero quiso saber de la familia del que sería Presidente del Gobierno su rutina de alimentación.

Tampoco dudó en querer saber la primera comida del día de Michelle Obama (55) o de cualquier político, científico o persona anónima que se le haya puesto a tiro, es su pequeña obsesión.

¿Qué desayuna la Reina?

La preocupación por el tema de la alimentación en la Reina es un hecho. Como embajadora especial de la FAO para la Nutrición tiene que dar ejemplo e intentar educar para que la gente coma mejor y más sano. Por eso si la pregunta es al revés, es decir, qué desayunan en Zarzuela, Letizia contesta sin complejos y orgullosa, aunque sin dar muchos detalles, que "todo muy sano".

Los reyes Felipe y Letizia almorzando en palacio con sus dos hijas, Leonor y Sofía.

Los reyes Felipe y Letizia almorzando en palacio con sus dos hijas, Leonor y Sofía.

Los desayunos en casa de los Borbón Ortiz son siempre a base de proteínas, fruta, lácteos y algo de hidratos. Mientras que el de las niñas y el Rey varía un poco, Letizia repite su menú cada mañana comiendo una tortilla de tres claras y una yema, salmón a la parrilla o algún tipo de pescado que lleve Omega 3, fruta (si puede ser frutos rojos o de temporada) con yogur y copos de avena. Suele acompañarlo con una infusión. Es decir, nada de café, cero azúcar y ni rastro de alimentos procesados.

Lo cierto es que con esta dieta puede presumir de un desayuno a sano e interrogar a quienquiera sobre el asunto, aunque seguro que los empleados de Cola Cao y Nesquik no están tan contentos con el comentario de Letizia.

[Más información: Letizia abre su armario a nuevas marcas: el estreno de la Reina en Oviedo]