• 1 de 15

    Felipe y Letizia, como marido y mujer

    Letizia y Felipe, a su salida de la Catedral de Almudena de Madrid el día de su boda, el 22 de mayo de 2004, ya convertidos en marido y mujer. Al enlace, el primero que tuvo consideración de boda de Estado en España en 100 años, asistieron más de 1.200 invitados. Entre ellos, hubo representantes de 12 casas reales reinantes y otros 12 pertenecientes a casas reales no reinantes.

  • 2 de 15

    La reina Sofía y Felipe de Borbón

    Uno de los momentos más emotivos del desfile de invitados de aquella mañana lluviosa de mayo fue cuando apareció la reina Sofía como madrina de casamiento de su único hijo varón. Fue precisamente en ese instante cuando las copiosas precipitaciones dieron una tregua. Entre la multitud, la voz tenue de Sofía diciendo: "Adoro a mi hijo. Lo adoro". 

  • 3 de 15

    Letizia y la lluvia

    El día de la boda real comenzó como jamás nadie hubiese deseado. La lluvia intentó arruinar el día a los entonces Príncipes de Asturias y futuros Reyes de España. No paró de llover en toda la mañana y en el rostro de Letizia, aunque trató de ocultarlo, se apreciaba la aflicción. 

  • 4 de 15

    La infanta Elena y Jaime de Marichalar

    La primogénita de los Reyes eméritos, por consejo y mediación de su entonces marido, Jaime de Marichalar, volvió a confiar en Christian Lacroix para deslumbrar en la boda de su hermano pequeño. Un 'outfit' compuesto por un vestido y una chaqueta ajustada de 'moirè' rosado y bordados inspiración goyesca. 

  • 5 de 15

    La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin

    La infanta Cristina seleccionó un diseño del creativo madrileño Jesús del Pozo, uno de sus diseñadores de cabeceras. La elección no fue demasiado acertada en comparación inevitable con el resto de invitadas, como su propia hermana, Elena, que deslumbró u otras representantes de casas reales como Carolina de Mónaco y su impecable Chanel celeste cielo. Iñaki Urdangarin, hoy en prisión, llegaba a la Catedral de la Almudena con una sonrisa pintada en los labios.

  • 6 de 15

    Jesús Ortiz y Letizia

    Una ciudad de Madrid bloqueada, engalanada y completamente empapada, daba la bienvenida a miembros de otras casas reales, jefes de Estado, empresarios, políticos y magnates de la comunicación. Todos esperaban la entrada de Letizia Ortiz y su padre, el también periodista Jesús Ortiz. 

  • 7 de 15

    La Familia Real desde el balcón del Palacio Real de Madrid

    Los reyes eméritos Juan Carlos y Sofía, y Felipe y Letizia salieron a saludar a los miles de curiosos que se apilaron aquella mañana de primavera en la Plaza de Oriente frente al Palacio Real de Madrid. 

  • 8 de 15

    Rania de Jordania

    La reina Rania de Jordania rompió con todas las normas del protocolo y apareció en la boda de Felipe y Letizia con un espectacular diseño de Givenchy Alta Costura con el que se coronó como la mejor vestida de la boda. El 'outfit' estaba compuesto por una blusa blanca de seda y una falda larga en color malva que combinaba tul con encaje. Un diseño imperecedero y que podría ser perfectamente apropiado para una boda hoy, 15 años después. 

  • 9 de 15

    Paloma Rocasolano y Telma Ortiz

    A la madre y a las hermanas de Letizia, Paloma, Telma y Érika, se les plantaba ante sí el mayor de los retos. En apenas seis meses, sus vidas dieron un giro de 180 grados y pasaron de ser una familia anónima a asistir a la primera boda de Estado en España en los últimos cien años. Los ojos de medio mundo se posarían sobre sus figuras, sus gestos y sus atuendos y el examen estuvo más que superado: elegantes, sofisticadas y a la altura. 

  • 10 de 15

    Érika Ortiz y Antonio Vigo

    La hermana pequeña de la reina Letizia decidía lucir un traje de chaqueta con falda en color frambuesa. Pamela, como mandaba la etiqueta, y tan solo un guante en su mano izquierda. A su lado, siempre discreto, el que era entonces su pareja y padre de su hija Carla, el escultor Antonio Vigo.

  • 11 de 15

    Menchu Álvarez del Valle, José Luis Ortiz y Henar Ortiz

    Los abuelos de Letizia tomaron de Letizia, Menchu Álvarez del Valle y José Luis Ortiz, llegaron a la Catedral de la Almudena de Madrid acompañados de su hija Henar. La periodista radiofónica recurrió a un 'total look' en color beige mientras que su hija pequeña recurrió a un quimono estilo oriental, brocado, con cuello mao y botonadura en la manga francesa. 

  • 12 de 15

    Francisco Rocasolano y Enriqueta Rodríguez Figarredo

    Taxista y republicano, Francisco Ortiz asistió a la boda de su nieta junto a su esposa, Enriqueta Rodríguez Figarredo, con muchas etiquetas. Aunque sin duda, bajo ese chaqué compuesto por tres piezas primero constaba la de abuelo. Francisco y Enriqueta, los padres de Paloma Rocasolano, asistieron emocionados al matrimonio de su nieta Letizia con el heredero de la Corona de España. 

  • 13 de 15

    Primera foto como príncipes de Asturias junto a sus padres

    En la imagen, tomada en el Palacio Real de Madrid, aparecen Paloma Rocasolano, el rey Juan carlos, Letizia, Felipe de Borbón, la reina Sofía y Jesús Ortiz. Por primera vez se podía apreciar el vestido completo de Letizia y la espectacularidad de la cola. La entonces princesa de Asturias vistió un modelo inspirado en la línea princesa compuesto de corte continuado desde los hombros al suelo. La parte superior, que era ceñida al cuerpo y con mangas, se deslizaba suavemente a partir del talle, prolongándose y formando una cola de cuatro metros y medios a partir de la cadera.

  • 14 de 15

    El beso más tímido de Felipe y Letizia

    No encontraron oportuno Felipe y Letizia sellar su compromiso con un beso en los labios: ni en la Catedral de Almudena ni en el balcón central del Palacio Real. Así como Lady Diana de Gales y Carlos de Inglaterra optaron por la pasión para deleite de los británicos, Felipe y Letizia fueron más prudentes y recurrieron a un beso tímido, discreto y en la mejilla. 

  • 15 de 15

    Felipe y Letizia con representantes de otras casas reales

    Una foto histórica. Felipe y Letizia posan junto a sus padres, hermanos y sobrinos, y junto a otros miembros de casas reales europeas reinantes y casas reales no reinantes que se desplazaron hasta Madrid para asistir a la boda del futuro rey de España.