Felipe de Edimburgo en su Land Rover

Felipe de Edimburgo en su Land Rover Gtres

Casas Reales NUEVA POLÉMICA

Felipe de Edimburgo, conduciendo sin cinturón dos días después de su accidente

Hace pasado tan solo dos días que Felipe de Edimburgo (97 años) se convirtió en noticia por el accidente que este tuvo con su vehículo en las inmediaciones de Sandringham House, la residencia navideña de la Familia Real británica. El choque quedó en un susto, tanto para el esposo de la reina Isabel II de Inglaterra (92) como para el otro coche, en el que viajaban dos mujeres, que presentaron heridas leves, y un bebé de 9 meses, que salió ileso.

Pero han vuelto a saltar las alarmas tras salir a la luz que este ha estado conduciendo sin el cinturón de seguridad. Unas imágenes publicadas en el Daily Mail muestran al británico de 97 años llevando su vehículo sin las medidas oportunas, y sin compañía de algún guardaespaldas, siendo esto último algo habitual en la Familia Real. El caso es que siempre recomiendan volver a conducir cuánto antes después de un siniestro, y Felipe se ha aplicado el consejo, ya que se niega a dejar de conducir.

Felipe de Edimburgo en una imagen de archivo

Felipe de Edimburgo en una imagen de archivo Gtres

La reina ya lo dijo en su día y lo sigue manteniendo con el tiempo: "Felipe es demasiado mayor para conducir". Pero el duque de Edimburgo da escasa importancia a estas palabras. Es un apasionado de la conducción y renueva periódicamente cada tres años su carnet. Así es como lo exige la legislación británica, donde en ningún momento se especifica una edad 'tope' para poder llevar las riendas de un vehículo. Lo cierto es que durante los últimos días se ha generado una gran polémica a raíz del accidente, lo que ha hecho plantearse a algunos expertos si debe, o no, haber una edad máxima para conducir. 

Isabel II acudió este domingo a un servicio religioso en la iglesia de St Peter, en Wolferton, muy cerca de Sandringham, muy pocos días después del accidente, en el que su esposo se vio involucrado. Siempre ha mostrado su negatividad frente al empeño que pone su marido en seguir al volante. Al igual que su hijo Carlos de Inglaterra (70), que manifestó su preocupación porque su padre se pusiese al volante pasados los 90 años.

[Más información: Felipe de Edimburgo sufre un accidente de coche cerca de su residencia navideña]