María Zurita en el interior del coche junto al párroco que ha oficiado el acto religioso.

María Zurita en el interior del coche junto al párroco que ha oficiado el acto religioso. Gtres.

Casas Reales EL AMOR DE LA FAMILIA REAL

María Zurita celebra el bautizo de su hijo con Juan Carlos como padrino

La prima del rey Felipe VI ha celebrado uno de los días más importantes para su pequeño Carlos Zurita. Lo ha hecho rodeada de sus familiares y amigos más cercanos. 

 María Zurita (43 años) transita uno de sus mejores momentos personales gracias a la pequeña familia que ha formado junto a su bebé. La sobrina del rey emérito celebró el pasado 17 de septiembre el bautizo de Carlos Zurita, su único hijo que llegó al mundo el pasado 28 de abril en un parto prematuro y que mantuvo en vela al completo de la familia. 

El pequeño que recibió el alta tras un dos meses de ingreso hospitalario se encuentra en un espectacular estado de salud, hecho que ha permitido celebrar el santo sacramento cuando cumple cinco meses.

Juan Carlos (80) es una de las personas más importantes en el evento. La sobrina del emérito siente amor por él y esa es la razón por la que le escogió como el padrino, según adelantó LOC.

La ceremonia religiosa tuvo lugar en la capilla del Real Club de Hierro, un exclusivo enclave situado en el centro de la capital madrileña. La feliz madre primeriza y su pequeño han estado acompañados por sus seres queridos, entre los que se encontraba el rey Juan Carlos, por el que María siente predilección.

La infanta Elena (54) también ha arropado a su prima y al pequeño en este especial día. La hija del emérito apareció en su coche personal, conduciendo ella misma y con un look sobrio y elegante. 

Jesús en el coche entrando al acto del bautizo.

Jesús en el coche entrando al acto del bautizo. Gtres.

Jesús Vázquez (53), Paloma Cuevas (46) y Enrique Ponce (46) también han estado junto a la Familia Real. Como no podía ser de otra forma, la infanta Margarita (79), abuela del pequeño, ha ejercido un papel esencial durante este bonito día

Al acto religioso tan solo han acudido las personas más cercanas a María Zurita. Las estrechas dimensiones de la ermita no permitían que se incluyera a una gran cantidad de invitados, por lo que han asistido unas 40 personas. 

El bautizo del bebé llega después de unos meses muy duros para María. La aristócrata tuvo un parto prematuro tras sufrir un desprendimiento de placenta. Fue el propio abuelo del pequeño, Carlos Zurita, quien lo comunicó a la prensa. La madre se encontraba en casa de su amiga Cristina Durán cuando se despertó asustada al ver que había perdido "muchísima sangre", rápido acudió al hospital donde le ingresaron para dar a luz. 

El pequeño sufrió una parada cardiorespiratoria y nació con un soplo en el corazón, la delicada situación del niño les obligó a trasladarlo al hospital de La Paz donde recibió asistencia médica y logró salir adelante. 

[Más información: María Zurita celebra su 43 cumpleaños con su "mejor regalo"]