Los reyes antes del concierto.

Los reyes antes del concierto. Gtres.

Casas Reales ESTAMPA IDÍLICA

El nuevo intento del rey Felipe por restaurar la imagen de la Familia Real

Felipe, Letizia, sus hijas, la reina Sofía y la infanta Elena no quisieron perderse el concierto del violinista libanés Malikian en Port Adriano. 

Noticias relacionadas

Los reyes no han querido perderse el concierto que ofreció el violinista libanés Ara Malikian (49 años) en Port Adriano, una oportunidad perfecta para llevar a cabo un nuevo intento de restaurar la imagen de la Familia Real. A la entrada del recinto, los monarcas ofrecieron una estampa idílica, sonrientes y unidos cual familia feliz: el rey Felipe (50) mirando embelesado a la reina Letizia (45), con la infanta Sofía (11) entre ellos sonriendo a las cámaras; a su lado, la reina Sofía (79) va cogida de la mano de su nieta, la princesa Leonor (12), que sonríe a la prensa; y de fondo, rezagada y tapada por el resto de miembros de la familia, la infanta Elena (54) junto a Irene de Grecia (76).

Los reyes antes del evento.

Los reyes antes del evento. Gtres.

Para la ocasión la reina sacó su artillería pesada y presumió de su increíble físico con una blusa lencera de seda en color blanco con unas asillas mini que dejaban a la vista sus brazos fornidos. Completó el outfit con un pantalón de tiro alto negro y unos tacones de la misma tonalidad con tiras. 

En cambio, el rey Felipe escogió un look muy ibicenco en tonalidades blancas con un pantalón básico y una camisa clara en la que llevaba los primeros botones desabrochados, dejando a la vista parte de su pecho y las mangas remangadas. Detalles que le aportaban un aire informal al conjunto. Como complementos, optó por un cinturón y unos zapatos marrones de piel. 

La Familia Real disfruta del concierto del violinista Ara Malikian JALEOS

La reina Sofía apostó por un conjunto muy de su estilo: blusón de color azul marino oversize, con un pantalón de tiro recto de rayas blancas y azules, complementado con unos largos collares que caían sobre la blusa. 

Las niñas, por su parte, lucieron conjuntos muy básicos e informales: pantalones pitillos y unas blusas de manga corta para soportar las temperaturas. 

Esta imagen recuerda las que protagonizaron las reinas, la princesa Leonor y la infanta Sofía en el mercado el martes. Cogidas de la mano, las monarcas sorprendieron a los ciudadanos que habían acudido a realizar las compras en este centro de Palma de Mallorca. No dudaron en visitar la pescadería, la carnicería e incluso comprar un boleto de lotería a ver si la suerte las acompañaba. En todo momento sonrientes, cogidas de la mano y ofreciendo una estampa idílica.

Muchos han querido ver en estos encuentros un intento de por parte de Casa Real para escenificar una imagen de familia feliz que contraste con el vídeo que se hizo público hace meses de la pelea de la reina Sofía y la reina Letizia a la salida de la Catedral de Mallorca. Sin embargo, la mayor parte de los expertos y de los medios conocedores de Casa Real reafirman que estas apariciones son solo un "teatro", ya que las relaciones siguen siendo igual de tensas. 

Vacaciones en Mallorca, pero sin Juan Carlos

Las vacaciones de la Familia Real empezaron de manera oficial este domingo, cuando Felipe, Letizia y las niñas realizaron el tradicional posado en el Palacio de la Almudaina, evento que da el pistoletazo de salida para la época estival de los monarcas en Mallorca. 

En los días posteriores el resto de miembros de la familia fue llegando a la isla: la infanta Elena, Victoria Federica (17) y Froilán (20) lo hicieron de manera más discreta, apareciendo ellas a bordo de un barco. El lunes aterrizaba la reina Sofía, una de las más esperadas pues no se la había visto tras el escándalo de las cintas de Corinna y por ser una de las que más disfrutaba año tras año rodeada de sus nietos en Mallorca. 

Antigua imagen de la Familia Real en Mallorca.

Antigua imagen de la Familia Real en Mallorca. Gtres.

Sin embargo, los que no vendrán ni se les espera son la infanta Cristina (53) y el rey Juan Carlos (80). La entrada en prisión de Iñaki Urndagarin (50) ha cerrado por completo la posibilidad de que los Urdangarin Borbón se acerquen hasta la isla balear para disfrutar de las vacaciones con sus primos. Por el contrario, se sabe que la infanta se ha desplazado hasta Estados Unidos con sus hijos, para tratar de aprovechar el verano alejada de la polémica que sobrevuela a la familia y que en España no podrían dejar atrás. 

El otro ausente, y quizá el que más controversia genera, es el rey emérito. Juan Carlos finalmente no aparecerá en la isla por un problema médico, según informó Casa Real. Razón que han desmentido varios expertos en la corona, que afirman que su ausencia se debe a las cintas de Corinna donde la alemana asegura que el rey emérito la utilizaba como testaferro, entre otras confesiones. 

[Más información: Doña Sofía, sus nietas y Letizia, juntas y felices en Palma para olvidar el pasado]