La princesa Leonor y la infanta Sofía

La princesa Leonor y la infanta Sofía Gtres

Casas Reales EN LOS FOGONES

Las infantas Leonor y Sofía aprenden a cocinar en un restaurante dos estrellas Michelin

Las hijas de los reyes Felipe VI y Letizia han asistido a un curso de cocina que se imparte en un prestigioso y premiado establecimiento del madrileño barrio de Chueca.

Noticias relacionadas

Poco se sabe de los gustos y aficiones de la princesa Leonor (11 años) y la infanta Sofía (10), pero parece que una de ellas es la cocina. Las hijas de los reyes Felipe VI (49) y Letizia asistieron el pasado fin de semana a uno de los cursos gastronómicos que organiza el restaurante dos estrellas Michelin DSTAgE.

Comos dos niñas más, las infantas se presentaron en el local situado en la calle Regueros en el madrileño barrio de Chueca para aprender del chef Diego Guerrero. Todo se intentó realizar con la mayor discreción posible para evitar revuelo, aunque las medidas impuestas por la seguridad de la Casa Real hicieron sospechar al resto de los padres que algo estaba pasando.

La infanta Sofía y la princesa Leonor.

La infanta Sofía y la princesa Leonor. Gtres

"Los organizadores del curso avisaron a los padres que tenían que llevar a sus hijos con mucha puntualidad respecto a la hora fijada para comenzar la clase de cocina. Una vez allí, los padres notaron cierto nerviosismo en el personal del restaurante: de hecho, no pudieron acompañar a sus hijos hasta la cocina, sino que tuvieron que dejarlos en el hall. El caso es que una vez que acabó el curso, varios de los niños revelaron a sus padres que al taller habían asistido Leonor y Sofía de Borbón y Ortiz. Ese era el motivo del nerviosismo y de las medidas que extrañaron a los padres al llevar a sus hijos a DSTAgE", según revela Monarquía Confidencial.

LA CLASE CULINARIA

Leonor y Sofía, junto a otras personas de su edad, experimentaron el arte de la cocina de uno de los mejores chefs españoles. El objetivo del curso es fomentar la creatividad de los más pequeños a través de la cocina. Los alumnos elaboraron los platos que les indicaron los profesores por parejas. Uno de ellos fue una tarta. Después del trabajo realizado probaron sus propuestas y recibieron sus diplomas con delantal y gorro de chef incluido.

Junto a ellas estuvo en todo momento una persona encargada de la seguridad de las pequeñas que se mantuvo en uno de los rincones de la cocina intentando pasar, en la medida de lo posible, desapercibida. Al resto de los niños sus padres no pudieron acompañarles. Finalizada la clase de más de una hora de duración, las infantas fueron recogidas por un coche oficial que las devolvió de nuevo a Zarzuela.

Imagen del restaurante Dstage

Imagen del restaurante Dstage