Cosechar tus propias cebollas es un acierto

Cosechar tus propias cebollas es un acierto

¿Cómo hacer... ?

Cómo plantar cebollas: trucos y consejos

Lo mejor de plantar cebollas es que no hay que ser un experto para hacerlo. Solo hay que tener un poco de paciencia y seguir una serie de pasos.

En artículos anteriores os mostramos cómo hacer un huerto urbano, ahora queremos enseñarte cómo plantar cebollas, para que puedas tenerlas cuando quieras. Por otro lado, puedes pensar que para qué quieres saber cómo sembrar cebollas si las hay en el supermercado. Bien, es cierto, pero el sabor que se consigue no tiene comparación.

Cómo plantar cebollas paso a paso

En caso de que tengamos las plantas de las cebollas, lo que debemos hacer es hacer un corte hacia la mitad de los tallos. Esto hará que crezcan con más fuerza y los brotes tengan una gran vitalidad. Una vez hecho ya se pueden plantar, bien sea en una huerta o en una maceta de cierto tamaño. Si lo que vas a hacer es plantar cebollas en un terreno, lo primero que hay que hacer es retirar todas las malas hierbas. También hay que retirar las piedras y cualquier otra clase de maleza.

El siguiente paso es remover la tierra para poder oxigenar correctamente la tierra. Hay que evitar que la tierra esté compactada por lo que, tras removerla con una azada, no está de más pasar un rastrillo.

Distancia para plantar cebollas

Posteriormente haremos surcos y agujeros a cada lado del surco con un palo con un grosor como un dedo y cierta longitud. El objetivo es colocar la planta a cierta profundidad, enterrando la parte blanca de la cebolla y dejando fuera las partes verdes. Cuando la hayamos colocado taparemos bien el agujero, compactando bien la tierra. El objetivo es hacer que la planta se mantenga erguida y pueda echar sus raíces correctamente.

Debemos procurar no poner las plantas demasiado juntas entre sí, y por supuesto no cultivarlas cerca de flores. Al menos hay que espaciar los agujeros unos 20 centímetros aproximadamente. Cuando se haya acabado de plantar todas las cebollas se regarán. Si la plantación se hace en invierno no hará falta regar hasta pasados 15 días. Es importante que, en caso de que llueva, no se debe regar, sobre todo para no darle un plus de agua. Hay que esperar a que la tierra esté más seca.

¿Cuándo recoger la cebolla? Depende de la clase de cebolla que se haya plantado. Si se trata de cebolla temprana, se cosecha cuando el verde comienza a doblarse. La cebolla de media estación se cosecha cuando el verde se ha doblado entre un 50% y un 70%. La cebolla de calidad se cosecha cuando el verde se ha doblado un 90%, lo que nos informa que el bulbo está maduro.

Cómo plantar cebollas con semillas

Lo primero que debemos hacer es conseguir las semillas, en fechas anteriores os enseñamos cómo germinar las semillas, ahora podéis poner nuestros consejos en práctica. Para eso, podemos adquirirlas en un establecimiento especializado. Podremos adquirirlas de diferentes calidades o tipos de cebolla diferentes, lo que nos permitirá elegir aquella que mejor se adapte a lo que necesitamos.

Otra opción es conseguir las semillas de una cebolla. Cada una que plantemos puede llegar a darnos hasta 1.000 semillas, por lo que, si solo plantamos una cebolla, será suficiente como para tener un montón de cebollas más en el futuro. De cada cebolla salen ocho o diez hijuelos o puntas con sus cabezas. En este caso, debemos esperar a que la cabeza de la semilla s quede de color negro. La debemos poner al sol hasta que se seque. Cuando esté seca las desharemos y retiraremos los granos que son negros, el resto servirá.

Cuando estén listas, ya se podrán sembrar, siguiendo el mismo método anterior, es decir, a unos 20 centímetros una de otra. Si queremos, podemos marcar el espacio donde hemos plantado con palos. De esta forma tendremos la referencia que necesitamos para que no estén sembradas demasiado juntas. A la hora de cosecharlas, seguiremos los mismos pasos que si hubiéramos plantado las cebollas con el anterior método.

Consejos sobre cómo plantar cebollas

La cebolla es una planta de clima templado, aunque puede llegar a soportar bajas temperatura. A pesar de ello, lo mejor es plantarlas en una zona del huerto que sea más o menos cálida en el periodo de la formación del bulbo, o bien plantarlas en viveros. Además, necesita sol, algo que deberás tener en cuenta y por ello, hay que plantarlas en un lugar despejado y que le dé el sol.

En cuanto a la calidad del suelo, la cebolla prefiere mejores suelos que tengan buenas características de drenaje, que no estén apelmazados y que sean ricos en nutrientes. Hay que evitar plantarlas cuando el suelo esté abonado con estiércol. En este caso hay que dejar que madure durante meses y se descomponga bien en el suelo.

Sobre los riegos, la cebolla no es demasiado exigente, por lo que si no tienes mucha experiencia en cómo plantar cebollas y se te olvida poner agua, no pasará nada. Será suficiente con proporcionarle riegos ligeros, pudiendo ser el riego por goteo una opción muy acertada. De esta forma se puede controlar la aparición de hongos. Si plantamos la cebolla muy cerca de la zanahoria, se hará un binomio muy especial. La zanahoria repele la mosca de la cebolla y la cebolla la de la propia zanahoria, por lo que es un tándem ideal. Además, juntas, también alejan la mosca blanca.

Otra asociación interesante es la cebolla con el ajo o el tomate y la berenjena dado que entre ellas se ayudan a prevenir enfermedades y pueden estimular su crecimiento.