La guía para hacer una funda de sofá a medida

La guía para hacer una funda de sofá a medida

¿Cómo hacer... ?

Cómo hacer una funda de sofá: patrones y telas

Te mostramos cómo hacer una funda de sofá sea cual sea tu tipo de sofá. También te damos las ideas y los pasos a seguir para protegerlo y decorarlo.

Los sofás, como todo el mobiliario de nuestro hogar, se deterioran con el uso, por mucho cuidado y mimo que pongamos en los muebles de nuestra casa. Las fundas, son ideales para protegerlos, sobre todo si vivimos con niños, o con animales. Pueden lavarse y volverse a poner, y así nuestro sofá durará en perfectas condiciones mucho más tiempo. En esta entrada te mostramos cómo hacer una funda para sofá fácil y barata, y una de sus principales ventajas es que podrás personalizarla a tu gusto. Así que ¡manos a la obra!

Cómo hacer una funda para sofá paso a paso

El coste de volver a tapizar un sofá, si llegara el caso de tener que planteárselo, es considerablemente más alto que la posibilidad de hacer una funda para sofá fácil con tus propios recursos. En tiempo de rebajas podemos conseguir un ahorro considerable de nuestro presupuesto y comprar alguna funda, en nuestro artículo de cómo ir de rebajas, te podemos ayudar en la búsqueda.

Otra opción es comprar una funda universal que vale para cualquier sofá, y una tercera opción es hacerla nosotros mismos. Merece la pena intentarlo si nos vemos en la necesidad, porque siempre quedará mucho más bonita y personal que una funda comprada. Para hacer una funda para sofá, tendremos que seguir los siguientes pasos:

  • Tomamos bien las medidas para la funda del sofá. Las medidas tendrán los siguientes componentes: anchura y altura del respaldo, anchura de los almohadones, altura, largo y ancho de los reposabrazos y medida total de alto del sofá, de lo más alto hasta el suelo, dejando siempre unos centímetros de más.
  • Para confeccionar el patrón, una vez que tenemos las medidas. Primero cortaremos las piezas por separado de las medidas que hemos tomado, y realizaremos las pruebas para ver cómo ajustan. Las piezas se cortarán de la siguiente forma: una pieza central, dos trozos para el reposabrazos, y dos piezas para el frontal del sofá. Debemos dejar tela suficiente, en cada pieza, para poder coser el dobladillo, y en las áreas de ojales y botones (unos tres centímetros)
  • Una vez cortadas las piezas haremos los dobladillos en cada una y por separado (si sabemos utilizar una máquina de coser para esta tarea, resultará más rápido y sencillo). Después, uniremos todas las piezas cosiéndolas, realizando las dobleces para ojales y botones en cada área donde los vayamos a necesitar. Ya tenemos nuestra funda.
  • Ahora podremos colocarla sobre el sofá, acomodando todas las partes y dejando la funda tirante y sin pliegue. Podemos cerrar con botones (si hemos hecho ojales), añadir velcro para cerrar, o bien hacerlo con lazos. Esta última opción queda muy bien y le da un toque acogedor a la funda.

Cómo hacer una funda de sofá para chaise longue

Si resulta difícil encontrar una funda para cubrir un sofá chaise longue que sea de tu gusto, también puedes crear una personalizada. Para hacer una funda de sofá para chaise longue que sea económica, se puede elegir una tela a granel, o también podemos hacernos con colchas y sábanas que no utilicemos.  Seguimos las siguientes instrucciones:

  • Medimos el largo y el ancho de cada lado del sofá chaise longue para conocer cuáles van a ser las dimensiones de la funda.
  • Marcamos los cortes que vamos a hacer con aguja e hilo.
  • Recortamos la tela sobrante (dejando unos centímetros para coser el dobladillo) y cosemos los cortes que hemos hilvanado, cosiendo después el dobladillo.
  • Unimos todos los lados y patrones de las zonas laterales, primero con la ayuda de alfileres, y luego cosiendo a máquina los patrones.
  • Ajustamos la funda a nuestro sofá chaise longue sin dejar pliegues y dejándola bien tirante.

Algunas ideas interesantes para fundas de sofá

Si no lo has hecho antes y no te atreves a hacer este trabajo de coser, cortar y medir patrones, o bien si te ha salido mal a la primera y ya no quieres intentarlo, hay otras opciones para proteger y cubrir tu sofá, que no necesitan instrucciones de corte y confección, y que también pueden quedar muy bien sin necesidad de coger una máquina de coser.

Escoge la idea para funda de sofá que más te guste o la que más se ajuste a lo que tienes en casa. Las fundas de sofá se pueden elaborar de muchos materiales, tan sólo hay que buscar la textura que más nos guste, aunque la más cómoda suele ser el algodón porque su limpieza es fácil, no encoje si metemos la pieza en la lavadora a la temperatura que indique el fabricante, se ajustan bien y no se arrugan. Aunque hay muchas otras telas válidas para que una funda de sofá pueda quedar perfecta y el sofá queda protegido. Además, seleccionando telas a granel, podemos elegir color, o si nos gusta más una tela lisa o estampada.  Hay ideas para fundas de sofá divertidas, socorridas y seguramente para todos los gustos. 

Hay ropa o materiales que tenemos por casa y que no estamos utilizando, y a lo mejor les podemos dar una segunda oportunidad y reciclarlos. También podemos colocar cojines de diversas formas y colores, en lugares estratégicos, que cubran el sofá perfectamente y pueden quedar muy bien, dándole al mueble un aire desenfadado. Utilizar sábanas que ya no usamos, mantas cubre sofás, colchas de patchwork, lisas, con flecos…como más nos guste. Incluso podemos emplear alguna cortina que ya no utilicemos y podremos darle un toque más que original a nuestro sofá, que además quedará bien protegido.