Hay recetas que se convierten en virales, es decir, recetas que corren, como la pólvora, de forma multitudinaria y masiva por internet. En España, sobre todo a través de redes sociales como Facebook o Instagram.

Noticias relacionadas

Pero no son sólo recetas, también hay alimentos que se convierten para nosotros en algo así como en superalimentos porque desde que los conocemos, los tomamos como aliados imprescindibles de nuestra alimentación y dieta ayudándonos a comer más sano y haciendo que consigamos nuestro objetivo de adelgazar. Es el caso de la llamada colirroz.

Sí, la colirroz es, por decirlo de un modo sencillo, coliflor hecha arroz o, mejor dicho, coliflor en forma de arroz. Eso sería más preciso. Y eso es, ni más ni menos. Y es que en ocasiones para que el alimento en sí, en este caso la coliflor, nos atraiga o nos interese más y por tanto, lo comamos de forma más asidua, es mejor hacerlo de una forma diferente a como lo hemos comido siempre.

"Siempre insistimos en la gran importancia que tiene incluir al menos, dos raciones de verduras y hortalizas cada día, intentando variar entre los diferentes colores y texturas que nos aportan", afirma a EL ESPAÑOL el equipo de Alimentación 3S, centro de nutrición, psicología y entrenamiento. Es por ello que "la colirroz está en boca de muchos nutricionistas porque se ha convertido en una forma más de comer verdura de forma atractiva", añade.

Triturar o rallar 

La forma de hacer colirroz es bien sencilla. Tal y como explican los nutricionistas de este centro, lo primero que debemos hacer es coger una coliflor, separar los ramilletes y cortar los tallos; después meter la coliflor, aún cruda, en una trituradora o o rallarla con algún utensilio que tengamos para ello y por último, poner la coliflor ya triturada en una cazuela con aceite de oliva virgen extra y rehogarla. Después, se pueden añadir especias como ajo, cúrcuma, pimentón o perejil al gusto según lo que vayamos a cocinar.

Y esta colirroz -o falso arroz- podemos incluirla en miles de recetas. "Puede ser especiada a la sartén, con queso por encima gratinado al horno, rehogada con garbanzos y otras verduras o sustituyendo al arroz en preparaciones como arroz a la cubana", explica este equipo de expertos.

Y éste, colirroz a la cubana es, sin duda, el plato o la receta estrella por la que la colirroz se ha vuelto un must de los nutricionistas en sus redes sociales. Aquí el equipo Alimentación 3S nos ofrece esta mítica receta de colirroz a la cubana o falso arroz a la cubana. Es tan sencillo como coger la colirroz y acompañarla de una salsa de tomate (mejor si es casera), con un huevo y un plátano a la plancha ("evitando fritos, claro", aclaran los expertos).

Para comer más verdura

Y aunque pueda parecer una simpleza convertir o hacer la coliflor en forma de arroz, no lo es. No es fácil comer esta verdura y si se hace en forma de arroz, probablamente nos sepa mejor. Y es que, como aseguran este equipo de nutricionistas, "la coliflor tiene fama porque su olor y su sabor no llaman demasiado la atención e incluso resultan desagradables. Es por eso que la colirroz se convierte en un formato culinario ideal para incluirla".

No obstante, añaden que "es importante recalcar que, al igual que hemos encontrado una forma sabrosa y sencilla de comer coliflor, también podemos trasladar este ingenio en la cocina con otras verduras que no nos gusten para ir, poco a poco, incluyendo más vegetales en nuestro día a día, algo fundamental para nuestra salud y para la prevención de enfermedades crónicas no transmisibles como la obesidad o la diabetes".

Y como sabemos, las recomendaciones nutricionales indican tomar dos raciones al día de verduras, procurando además que una de ellas sea en crudo. Por lo que "la colirroz al ser una verdura, podríamos comerla todos los días sin problema", afirman los expertos. Eso sí, cuanta más variedad de verduras en nuestra dieta, mejor.

Los beneficios de la coliflor son tan interesantes a nivel nutricional, como los de cualquier otra verdura. "La coliflor tiene un aporte bajo en calorías, proteínas y grasas. Nos aporta una pequeña fuente de carbohidratos, fibra, vitamina C, K, folato y potasio", exponen. Además, al ser baja en calorías añaden los expertos que "puede resultar útil en fases de pérdida de grasa, incluso, porque es rica en micronutrientes (vitaminas y minerales) haciendo que sea un alimento con mayor densidad de nutrientes". Incluso, "también puede ser interesante utilizarla en dietas bajas en carbohidratos cuando se requiera, ya que visualmente al parecer arroz nos ayuda a versatilizar los platos intercambiando el arroz por la coliflor".