La mayoría de individuos empiezan a realizar ejercicio físico por motivos diversos. Muy a menudo, la estética es el principal motivo para ejercitarse: se busca adelgazar y perder grasa para esculpir una mejor imagen de uno mismo, algo que a su vez mejora la autoestima significativamente. Otros muchos se inician en la actividad física por salud, ya sea por decisión propia o bien por consejo médico.

Noticias relacionadas

En cualquier caso, se sabe que la actividad física de cualquier tipo no solo mejora la calidad de vida, sino que también alarga la esperanza de vivir muchos años. Es uno de los "secretos" de la longevidad, junto a un buen descanso nocturno o una vida sexual activa entre otros. Pero, entre todos los ejercicios conocidos, se sabe que correr es uno de los que más alarga la vida. Sería incluso el más indicado para vivir más, según un nuevo trabajo publicado en el British Journal of Sports Medicine.

De hecho, según este nuevo estudio, cualquier cantidad de carrera a la semana se relacionaría un riesgo menor de muerte por cualquier causa en general, independientemente de la intensidad o el número de kilómetros recorrido. Correr mejora tanto la salud general como la esperanza de vida, concluyen los investigadores responsables del trabajo.

Actualmente no se tiene claro si correr reduce el riesgo de muerte en general o concretamente las posibilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares o cáncer, que son los principales motivos por los que las personas mueren en el mundo desarrollado. Además, tampoco se tiene claro cuánto hay que correr y cada cuánto tiempo para obtener beneficios para la salud, ni si "más es mejor".

Con estas dudas en mente, los investigadores se dispusieron a realizar una revisión sistemática de los estudios más relevantes, teniendo en cuenta también conferencias, tesis doctorales y disertaciones. Buscaron cualquier relación entre correr o trotar y riesgo de muerte por cualquier causa, particularmente teniendo en cuenta las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

Finalmente seleccionaron 14 estudios, descartando todos los demás, en los cuales participaron 232.149 individuos cuya salud había sido monitorizada en un plazo de entre 5.5 y 35 años de media. De todos los participantes, durante los diferentes periodos de estudio, acabaron muriendo 25.951.

Escapar de la muerte

Según las conclusiones de la revisión, cualquier cantidad de carrera se asociaba con un riesgo un 27% menor de muerte por cualquier causa, en comparación a no correr, y en ambos sexos. Por otro lado, de forma más específica, correr reduciría un 30% el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular, y un 23% el riesgo de muerte por cáncer.

Incluso "pequeñas dosis" de carrera tendrían beneficios: tan solo correr una vez a la semana o menos, con una duración de 50 minutos cada vez, y a una velocidad inferior a los 8 km/h, tendría beneficios importantes en la salud y longevidad. Así pues, correr 25 minutos menos de la duración semanal de actividad física recomendada actualmente ya podría reducir el riesgo de muerte.

Aunque, recordemos, las recomendaciones de ejercicio físico actuales han cambiado recientemente. Se aconsejan entre 150 y 300 minutos de ejercicio físico moderado, o al menos entre 75 y 150 minutos de ejercicio intenso de forma semanal. En este caso, podríamos catalogar la carrera continua como un ejercicio moderado-intenso. Sin embargo, los investigadores también detectaron que "aumentar la dosis", o correr más, no se asociaba con un menor riesgo de muerte por cualquier causa.

Así mismo, los investigadores puntualizan que esta revisión es un estudio observacional, es decir, no se llevó a cabo un ensayo clínico como tal donde se comparasen individuos que corren con otros que no lo hicieron, sino que se revisaron estudios ya publicados. Además, se pudieron incluir pocos estudios, y los métodos usados en cada uno variaban significativamente, lo que podría influir en los resultados finales. Aún así, concluyen: "Cualquier cantidad de ejercicio físico es mejor que nada".

[Más información: Éste es el tesoro mejor guardado de los gallegos para alargar la vida]