Los antiinflamatorios son de los fármacos más consumidos.

Los antiinflamatorios son de los fármacos más consumidos. Gtres

Salud Medicamentos

Se disparan las alarmas contra el ibuprofeno y similares: nuevo informe de EEUU

El uso de antiinflamatorios no esteroideos o AINEs ha demostrado aumentar el riesgo de infarto e ictus también en personas sanas.

Entre los analgésicos, como el paracetamol, metamizol o ibuprofeno, destaca el grupo al que pertenece este último: los antiinflamatorios no esteroideos o AINE. Dentro de dicho grupo se encuentran el ibuprofeno, dexketoprofeno, diclofenaco o naproxeno, entre otros.

Ya durante el pasado mes de mayo, un trabajo publicado en el The BMJ avisó de algo que se sabía en el ámbito médico: los antiinflamatorios aumentan el riesgo de infarto de corazón; aunque este trabajo concretó dicho riesgo aún más, llegando a la conclusión de que dicho riesgo de infarto aumenta ya durante la primera semana de toma de estos medicamentos.

Ahora, la Food & Drugs Administration o FDA de EEUU ha querido actualizar sus advertencias sobre estos medicamentos, ya que la evidencia de que aumentan tanto el riesgo de infarto de corazón como de accidente cerebrovascular o ictus son cada vez mayores.

Los anfiintlamatorios y el riesgo cardiovascular

Cabe destacar, como puntualiza la FDA, que entre los analgésicos de los cuales se advierte no se encuentran los no antiinflamatorios -como el paracetamol o el metamizol- ni la aspirina o ácido acetil salicílico, la cual de hecho suele darse como tratamiento tras un infarto cardíaco o tras un ictus.

Según la revisión actual que ha realizado la FDA, esta sería la nueva información sobre la seguridad de los antiinflamatorios no esteroideos que se debería tener en cuenta. Se sabe que, a pesar de no tener factores de riesgo cardiovascular, los individuos sanos que tomen AINEs también aumentan su riesgo de infarto cardíaco tras tomarlos.

Además, los pacientes con enfermedad cardíaca tienen más riesgo de sufrir un infarto de corazón o un ictus si toman medicamentos tipo AINE, que aumenta el riesgo de sufrir insuficiencia cardíaca. 

No sólo eso; según el informe, el riesgo de infarto cardíaco y de ictus es mayor cuanto mayores sean las dosis tomadas, y cuanto mayor sea el tiempo que se usen dichos medicamentos tipo AINEs.

Algunos de ellos aumentan el riesgo de infarto cardíaco y de ictus más que otros, aunque la FDA no ha podido concluir cuáles son los de mayor riesgo. Más datos: las investigaciones han demostrado que el riesgo de morir el primer año tras haber sufrido un infarto aumenta si se toman AINEs respecto a si no se toman.

Las nuevas advertencias no se aplican en el caso de la aspirina, la cual se recomienda tomar en personas con un elevado riesgo de sufrir un infarto cardíaco o incluso en casos de riesgo de sufrir un ictus.

El riesgo de infarto cardíaco o ictus asociado a la toma de medicamentos AINEs se conoce desde 2005, por lo que se realiza una actualización de las advertencias. Ésta es específica para los AINEs que requieren prescripción médica, aunque la FDA solicitará cambios en el etiquetado de AINEs de venta libre sin receta.