Las nueces son uno de los frutos secos preferidos por todo el mundo en España, ya que a su delicioso sabor y sus múltiples propiedades se unen sus beneficios en la salud de aquellos que, por norma, consumen nueces habitualmente. Además, se trata de un alimento que, al contrario de lo que siempre se ha dicho, no engorda, sino que aporta una importante cantidad de fibra a la dieta

Noticias relacionadas

Según un estudio realizado por investigadores de Harvard T.H. Chan, un mayor consumo de nueces, tanto en términos de cantidad como de frecuencia, puede estar asociado con un menor riesgo de muerte y un aumento en la esperanza de vida entre los adultos mayores, en comparación con aquellos que no consumen nueces.

Como afirma Yanping Li, científico Departamento de Nutrición de Harvard T.H. Chan School of Public Health, lo que se ha aprendido de este estudio es que "incluso unos pocos puñados de nueces por semana pueden ayudar a promover la longevidad, especialmente entre aquellos cuya calidad de dieta no es excelente para empezar". Además, el experto apunta que este "es un consejo práctico que puede ser factible para aquellas personas que buscan mejorar su salud, lo que puede suponer una prioridad para muchos".

Este estudio, publicado en la revista Nutrients, encontró que cinco o más porciones de nueces por semana (una porción de 28 gramos o una onza) podrían proporcionar el mayor beneficio para el riesgo de mortalidad y la esperanza de vida.

En este sentido, comer cinco o más porciones por semana se asoció con un 14% menos de riesgo de muerte (por cualquier causa), un 25% menos de riesgo de morir por enfermedades cardiovasculares y un aumento de aproximadamente 1,3 años de esperanza de vida, en comparación con los que no consumieron nueces.

Así las cosas, consumir nueces en algo menor cantidad -de dos a cuatro veces por semana- también podría tener sus beneficios, ya que el estudio halló un 13% menos de riesgo de muerte en general, un 14% menos de riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares y una ganancia en aproximadamente un año de vida, en comparación con los que no consumen nueces.

Otros beneficios de las nueces

Pero lo cierto es que no es la primera vez que se relaciona a las nueces con la salud cardiovascular. En nuestro país, la Fundación Española del Corazón las ha denominado las "grandes aliadas" del músculo cardíaco.

No obstante, tienen otros beneficios para la salud. Como apuntan en un estudio del Centro de Salud de la Universidad de Connecticut y la Universidad de Texas A&M, publicado también en la revista Nutrients, las nueces "contienen una compleja variedad de compuestos naturales y fitoquímicos que exhiben una amplia gama de beneficios para la salud, incluida la protección contra la inflamación y el cáncer de colon". 

Eso sin nombrar las propiedades de estos frutos secos en la aportación de energía de asimilación lenta con efectos positivos en pacientes con cálculos biliares, además de que su alto contenido en calcio favorece la salud ósea.

Además, como se explicó en este artículo de EL ESPAÑOL, las nueces son particularmente beneficiosas en otoño porque nos ayudan con algunas afecciones propias de esta época del año. Entre ellas, la astenia. Factores como la disminución de horas de luz o la bajada de temperaturas conducen a la apatía, pero su contenido en triptófano, ayuda a generar serotonina y levantar el estado de ánimo. 

Las nueces también ayudarían con los catarros y gripes ya que el zinc de la nuez ayuda a prevenir infecciones y a mitigar síntomas como la mucosidad, los estornudos y los dolores de garganta y musculares. Además de esto ayudan también con la alergia asmática y la salud de las articulaciones gracias a su omega 3.

También te puede interesar...