Una dieta que incluya un aguacate diario mejorará la capacidad de atención para los adultos cuyas medidas de altura y peso los sitúen en situación de sobrepeso u obesidad, según los resultados de un estudio de control aleatorizado realizado por investigadores de la Universidad de Illinoise en Urbana-Champaign (EEUU). El ensayo se prolongó durante 12 semanas y sus conclusiones se publican en la revista Journal of Psychophysiology.

Noticias relacionadas

"Los trabajos previos han demostrado que los individuos con sobrepeso u obesidad sufren un riesgo incrementado de deterioro cognitivo y demencia senil cuando envejecen", explica Naiman Khan, coordinador del estudio y profesor de kinesiología y salud pública. "Nos interesaba comprobar si los enfoques dietéticos podían beneficiar la salud cognitiva, especialmente en la mediana edad". 

Los aguacates son ricos en luteína, un compuesto alimenticio natural con propiedades antioxidantes asociados a una mejora de la capacidad cognitiva. Y, aunque los beneficios de su consumo han sido estudiados en los adultos de mayor edad y en los niños, faltaban estudios aleatorios que estudiasen su impacto en la salud cerebral en personas de mediana edad. La calificación de "sobrepeso u obesidad", recuerdan los autores, aplica al 70% de los estadounidenses, y los españoles ya engordan al mismo ritmo que ellos.

Para este nuevo estudio, los investigadores proporcionaron comidas diarias durante 12 semanas a 84 adultos con obesidad o sobrepeso. Las comidas eran idénticas en cuando a las calorías y los contenidos en macronutrientes, pero un grupo incluía un aguacate fresco diario para comer mientras que, para el grupo de control, este alimento se eliminaba completamente.

Tanto al comienzo como al final del estudio, los participantes completaron tres tests cognitivos para medir su capacidad de atención y de inhibición. Adicionalmente, los investigadores midieron los niveles de luteína en el suero sanguíneo y en las retinas de los participantes, dos medidas que se relacionan con la concentración de luteína en el cerebro.

Lo que los investigadores observaron fue que aquellos que habían comido el aguacate diario mejoraban sus resultados en uno de los tests cognitivos, conocido como la tarea de flancos, que mide la inhibición atencional -la capacidad para mantenerse enfocado en el ejercicio incluso cuando se está expuesto a distracciones. Sin embargo, no se produjeron mejoras en los dos otros tipos de tests cognitivos.

"Podría ser que los nutrientes de los aguacates tengan una acción específica en el cerebro que contribuya a la habilidad para realizar esta tarea en particular, o puede que sean más beneficiosos para algunas capacidades cognitivas que para otras", valora Khan. "También puede darse que, con un estudio más prolongado o con otros tests, veamos otros efectos".

"Estudios de otro tipo han descubierto efectos más extendidos en otras poblaciones, por lo que sería interesante ver si hay más beneficios para los adultos de mediana edad", añade el especialista. En ese sentido, otro hallazgo inesperado fue descubrir que, aunque los niveles de luteína habían aumentado en los participantes que comieron aguacate, esto no se correlacionaba en la misma medida con sus cambios cognitivos.

"Los aguacates son ricos también en fibra y en grasas monoinsaturadas. Es posible que estos otros nutrientes haya jugado un papel en los efectos cognitivos que comprobamos, pero nos hemos enfocado en la luteína en nuestros análisis", sugieren los autores. "Los análisis a futuro podrían enfocarse en esos otros nutrientes, o cómo el aguacate influye en otras medidas como el estátus del peso, la inflamación y los potenciales cambios del microbioma".

Los huevos y las verduras de hoja verde también son fuente de fibra, luteína y grasas insaturadas, por lo que también tendrían potenciales beneficios cognitivos y saludables. Los investigadores afirman que su estudio demuestra que los pequeños cambios dietéticos, como comer aguacates, pueden tener impactos mensurables sobre el desempeño cognitivo, incluso cuando otros hábitos de vida se mantienen igual.

"Nuestra misión consiste en dar opciones a las personas. Hay muchas maneras en las que una persona puede comer para optimizar su salud cerebral", afirma Khan. "Lo que estamos aprendiendo sobre los aguacates es que este fruto tiene determinadas propiedades neuroprotectoras. Y este trabajo provee evidencias sobre qué debería buscar una persona a la hora de comer para obtener beneficios saludables".