Varios procesados saludables

Varios procesados saludables E.E.

Nutrición Alimentación

Radiografía de las verduras congeladas, en lata y en bote: ¿son peores que las frescas?

Una nutricionista explica que "son procesados saludables" aunque "es preferible que uno mismo se prepare estas verduras en casa".

Noticias relacionadas

Hace años los supermercados comenzaron a sorprendernos con productos que nos facilitaban la vida como sopas de sobre, albóndigas preparadas o lasaña lista para comer. El problema de este tipo de productos es que no son saludables. Por ello, los nutricionistas comenzaron a desaconsejarlos e, incluso, han surgido movimientos como el Realfooding, que rechazan frontalmente los alimentos ultraprocesados.  

Pero ahora, la industria ha pegado un nuevo volantazo para seguir haciéndonos la vida un poco más fácil con alimentos aparentemente sanos. Las estanterías de las grandes superficies comienzan a llenarse de botes con champiñones laminados y latas de alcachofas; las neveras, de lechuga cortada y zanahoria rallada; y los congeladores, de pimientos y cebolla troceados.

Ante la novedad de estos productos -que podrían producir rechazo al consumidor al estar envasados- muchos se preguntan si realmente son productos saludables. A lo que podemos responder que sí, según explica Natalia Moragues, dietista-nutricionista y farmacéutica, a EL ESPAÑOL.

"Son procesados saludables", señala la especialista, que también es la presidenta de la asociación Dietética sin Patrocinadores. Moragues matiza que "es preferible que uno mismo se prepare estas verduras en casa" ya que el alimento "va a ser mejor, más natural, más fresco y va a tener más nutrientes". 

Verduras congeladas

Para la experta, las verduras congeladas que vienen troceadas son otra buena opción: "Generalmente es el producto lavado, cortado, congelado, y punto. Como mucho, puede haber sido sometida a un proceso para evitar que ennegrezcan". Pero matiza que, aunque sea una opción saludable, "lo suyo es, por ejemplo, aprovechar la temporada de pimientos, comprarlos, trocearlos en distintos tamaños y congelarlos en bolsas".

Varios 'packs' de productos troceados y congelados

Varios 'packs' de productos troceados y congelados E.E.

La nutricionista señala un hándicap de este formato que es más caro que comprarlo y trocearlo uno mismo en casa. Asimismo, alerta de que no hay dejarse llevar por los envases, aunque puedan ser similares: "Las que no son saludables son aquellas que vienen precocinadas y normalmente pueden llevar grasas que no son saludables o azúcares añadidos", como las típicas verduras a la parrilla.

En bote, latas y sus riesgos

Si hablamos de verduras conservadas en bote o lata -que no hayan sufrido un tratamiento más allá del envasado- como pueden ser los champiñones laminados, espárragos o alcachofas, la especialista recomienda recurrir preferentemente a los botes de cristal.

Varios productos naturales envasados en botes y latas

Varios productos naturales envasados en botes y latas E.E:

Moragues explica que pueden existir riesgos con estos formatos de verduras envasadas desde el punto de vista de la seguridad alimentaria: "Con las latas tenemos que tener cuidado de que no esté abollada, ya que el producto puede estar en mal estado si la superficie se ha oxidado, pudiendo llegar a causar una infección". 

"Con los botes de cristal hay que asegurarse de que hacen pop al abrirlos. Si no hace este sonido, no es recomendable consumirlos, a pesar de que la típica pegatina que viene esté bien", desarrolla Moragues. "Si no suena ese pop, puede ser que no se haya envasado bien y que haya un crecimiento de microorganismos dentro", apunta. 

Lechuga en bolsa y ensaladas envasadas 

Respecto a las bolsas de plástico con lechuga, zanahoria rallada o brotes que se pueden encontrar en las neveras de las grandes superficies, la nutricionista explica que son una opción saludable, pero que debemos tener cuidado con su conservación. "Sobre todo hay que respetar mucho la fecha de caducidad". Asimismo, se debe comprobar que su aspecto sea correcto y que no haya ningún líquido en su interior. En ese caso, ha de ser desechada.

Este tipo de bolsas con verduras dentro se encuentran englobadas dentro de los alimentos de IV gama. En este artículo de EL ESPAÑOL explicamos cuáles son las situaciones de riesgo a las que podemos estar expuestos si recurrimos a estos productos. Pero si nos referimos a las ensaladas envasadas, "en este caso la historia cambia", ya que los ingredientes que llevan pueden no ser saludables, según la dietista, que recomienda hacer uno mismo este plato. 

[Más información: Los horrores de las ensaladas envasadas: de los ingredientes insanos ocultos al precio]