La ONU animan a que los ciudadanos contribuyan con pequeñas acciones cotidianas a alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible. Se trata de 17 metas, contempladas en la Agenda 2030, que incluyen desde la eliminación de la pobreza hasta el combate del cambio climático, la educación, la igualdad de la mujer, la defensa del medio ambiente o el diseño de ciudades sostenibles.

Noticias relacionadas

Pero aunque acabar con la pobreza extrema, luchar contra la desigualdad y las injusticias o solucionar el problema del cambio climático son objetivos difícilmente alcanzables sin la cooperación entre los gobiernos de todo el mundo, las organizaciones internacionales y los líderes mundiales, desde la ONU animan a las personas de a pie a introducir pequeños cambios en su día a día para favorecer esos cambios. Estas son algunas propuestas:

Ahorro de energía

Una de las medidas para economizar la electricidad es enchufar los electrodomésticos en una regleta y desconectarlos por completo cuando no se utilicen, incluido el ordenador. Por otro lado, la televisión y la pantalla del ordenador emiten una luminosidad cómoda, así que se anima a pagar otras luces de la habitación si no se necesitan. 

A la hora de hornear un alimento, se aconseja evitar el precalentamiento. A menos que se necesite una determinada temperatura de cocción, se debe empezar a calentar la comida justo al encender el horno. Después de comer se puede evitar el despilfarro de agua si no se enjuaga la vajilla antes de meterla al lavavajillas.

Para aumentar la eficiencia energética de la vivienda, se pueden aislar las ventanas y las puertas. También ajustar el termostato, más bajo en invierno y más alto en verano. Las alfombras y las moquetas ayudan a mantener la casa caliente y el termostato bajo. 

Secar las cosas al aire es otra buena idea para ahorrar energía. En lugar de encender una máquina que el pelo y la ropa se sequen de forma natural. Cuando se pone la lavadora, la recomendación es que la carga está completa

En cuanto a la higiene personal, se sugiere tomar duchas cortas. Las bañeras necesitan muchos más litros de agua que una ducha de entre 5 y 10 minutos. "Si puede, instale paneles solares en su casa. ¡De este modo, también se reducirá su factura de electricidad!", recomienda la Guía de los vagos para salvar el mundo de la ONU. 

En invierno, retirar de forma manual la nieve que se acumule en el patio o en la acera es una buena forma de ejercitar el cuerpo y de evitar los ruidosos sopladores de nieve que producen gases de escape.

Comprar con cabeza

La dieta más sostenible es la que reduce la carne y pescado, ya que se necesitan más recursos para la obtención de carne que para el crecimiento de las plantas. Para evitar el desperdicio de alimentos, la ONU recomienda congelar los productos frescos y las sobras si no se van a poder comer antes de que se estropeen. Una forma de dar una segunda vida a las cáscaras de frutas y verduras o a los posos del café es convertir estos restos de comida en abono orgánico casero, una práctica que está en aumento. 

Los alimentos más sostenibles también son aquellos que se producen en cercanía. Apoyar los negocios de la zona ayuda a la gente a conservar su empleo y contribuye a impedir que los camiones tengan que desplazarse grandes distancias. También es importante comprar con cabeza: planificar las comidas, hacer listas de la compra y evitar las compras impulsivas.

Tampoco hay que discriminar la fruta de aspecto raro: muchas piezas de fruta y verdura se tiran por no tener el tamaño, forma o color que se consideran más estéticos. Al comprar estas piezas que están en buen estado a pesar de tener un aspecto raro, ya sea en el mercado del productor o en cualquier otro lugar, se consumen alimentos que de otro modo podrían acabar en la basura.

Evitar los residuos

Además de reciclar el papel, plástico, vidrio y aluminio para impedir que los vertederos sigan creciendo, una sugerencia para evitar la generación de residuos es dejar de utilizar los estados de cuenta bancarios en papel y pagar las facturas en línea o a través del teléfono móvil.

También se propone comprar productos que estén mínimamente empaquetados. Para encender fuego es más recomendable utilizar cerillas de cartón. No necesitan nada de petróleo, a diferencia de los mecheros de gas fabricados de plástico.

Movilización virtual

Desde la organización internacional invitan a compartir publicaciones en redes sociales sobre los derechos de la mujer o el cambio climático."No se limite a hacer clic en me gusta. Comparta para que las personas de su red también la vean", señalan. "¡Hable alto y claro! Pida a las autoridades locales y nacionales que participen en iniciativas que no dañen a las personas ni al planeta", anima esta guía. 

También se propone investigar en la red para hacer compras solo en empresas que apliquen prácticas sostenibles y que no dañen el medio ambiente. "Manténgase informado. Siga nuestras noticias locales y esté al día sobre los objetivos mundiales en línea o en las redes sociales a través de @GlobalGoalsUN", señalan.