Sucesos

Dos denunciados por la caza y tenencia de una cabeza de ciervo "sin acreditar su lícita procedencia"

23 marzo, 2021 18:45

Agentes de la Guardia Civil de Palencia denunciaron a dos personas por la caza, tenencia y transporte de una cabeza de ciervo macho (trofeo) sin precinta, marca o documentación que acredite su legal procedencia y por el abatimiento o caza de un ciervo hembra sin autorización para ello. Estos hechos fueron investigados tras localizar en una red social varias imágenes de la caza de un ciervo macho, según fuentes del instituto armado.



Se comprobó como atraían al animal mediante el uso de reclamo (prohibido para la caza en Castilla y León), al que posteriormente disparan y abaten, siendo eviscerado y transportada su cabeza recién descarnada en una mochila, careciendo del precinto obligatorio en sus cuernas que acredite su legal procedencia.

Tras una laboriosa investigación, se averiguó que la zona de caza corresponde a un coto del término palentino de Dehesa de Montejo, por lo que se intentó identificar a los autores de los hechos, a quienes se les localizó días más tarde circulando en un vehículo todo terreno por el mismo término municipal. 



En el interior del vehículo, portaban multitud de útiles de caza, así como un ciervo hembra eviscerada, significando que la autorización de caza que portaban no los autorizaba para cazar el citado animal. Los agentes les mostraron las imágenes en las que se apreciaba como atraían con reclamo prohibido, cazan, abaten, evisceran y transportan sin precinta el ejemplar de ciervo macho, por lo que uno de ellos reconoció ser el responsable de los hechos.



Igualmente, su acompañante reconoció ser quien atrae a los especímenes de ciervo mediante el uso de un reclamo (un tubo cilíndrico que imita el berrido del ciervo). Posteriormente, se realizó una inspección ocular de la zona donde supuestamente se abate el ciervo macho, donde se localizó el cuerpo del animal totalmente esqueletizado. 



De esa forma, los hechos han sido puestos en conocimiento del la Delegación territorial de la Junta de Castilla y León en Palencia, tras decomisar un ejemplar de ciervo macho trofeo (Cervus Elaphus), el cual hubiera podido llegar a alcanzar un valor en el mercado cinegético de unos 1.500 euros.