Sucesos

La Guardia Civil pilla a un camionero burgalés drogado en una carretera restringida

5 febrero, 2021 11:07

Efectivos de la Guardia Civil en La Rioja, procedieron días atrás, a la inmovilización un vehículo articulado de 32 toneladas, tras haber detectado los agentes irregularidades graves en los tiempos de conducción y descanso de su conductor, vecino de la provincia de Burgos, y arrojar este un resultado positivo en tetrahidrocannabinol y anfetaminas (THC-AMP) durante el test de drogas al que fue sometido.

Especialistas en transportes por carretera del Sector de Tráfico de la Guardia Civil en La Rioja, interceptaron el vehículo articulado a la altura del kilómetro 399, de la N-232, término de Agoncillo. El motivo, circular por un tramo restringido a este tipo de vehículos.

Durante la inspección del camión los agentes intervinieron dos botes de marihuana que el conductor ocultaba en el interior de la cabeza tractora, y comprobaron durante la revisión del tacógrafo varias irregularidades graves en los tiempos de conducción y descanso, verificando a su vez el mal estado de uno de los neumáticos y la incorrecta sujeción de la carga que transportada, que presentaba riesgo de desplazamiento, lo que comprometía la estabilidad del vehículo.

El resultado final de la actuación se saldó con la inmovilización del camión y con la tramitación contra el conductor de un acta denuncia a la ley de seguridad ciudadana por tenencia de drogas.

Además, contra esta persona se han expedido otros seis boletines de denuncia por las infracciones cometidas al código de la circulación, reglamento general de vehículos, ley de seguridad vial y a la ley de ordenación del transporte terrestre por: circular en zona de restricción, bajo los efectos de las drogas, con los neumáticos del camión en mal estado, sin llevar asegurada la carga e incumpliendo los tiempos reglamentarios de conducción y descanso.

El implicado en estos hechos es un varón de 55 años, de nacionalidad española y vecino de Medina de Pomar (Burgos), que se enfrenta a una pena de multa de 2.702 euros y la retracción de seis puntos de su permiso de conducir. Las denuncias tramitadas han sido puestas a disposición de la Jefatura Provincial de Tráfico en La Rioja y de la Delegación del Gobierno.