Sucesos Agentes de la Guardia Civil de Soria investigan a cuatro personas por cazar liebres con galgos en Layna, pueblo adscrito al municipio de Arcos de Jalón.Los hechos se remontan a los días de más intensidad de la borrasca Filomena, cuando cuatro personas que empleaban dos galgos estuvieron cazando liebres en el término municipal de la localidad soriana indicada.

Investigan a 4 personas por cazar liebres con galgos en Layna (Soria) en los días del temporal Filomena

25 enero, 2021 13:10

Agentes de la Guardia Civil de Soria investigan a cuatro personas por cazar liebres con galgos en Layna, pueblo adscrito al municipio de Arcos de Jalón.



Los hechos se remontan a los días de más intensidad de la borrasca Filomena, cuando cuatro personas que empleaban dos galgos estuvieron cazando liebres en el término municipal de la localidad soriana indicada. Había en esos momentos un espesor de nieve de 15 centímetros, aproximadamente, que cubría de forma continua el suelo.



Estas personas grabaron un vídeo en el que se ve perfectamente cómo dan caza a una liebre que apenas podía correr a causa de la nieve. Subieron ese vídeo a las redes sociales y se hizo viral en poco tiempo.

La Guardia Civil tuvo conocimiento de la existencia de estas imágenes y pudo reconocer a una de las cuatro personas, vecina de Valtierra (Navarra), porque, precisamente, en el pasado mes de octubre fue propuesto para sanción, por cazar ilegalmente con galgos en la provincia de Soria.



Con este dato, se realizaron gestiones tendentes a identificar el terreno donde se había cometido la infracción. Dieron como resultado que se trataba del término municipal de Layna.



En base a esta información, la Comandancia de la Guardia Civil de Soria instruyó diligencias por un supuesto delito contra la Flora y la Fauna salvajes. Han sido investigadas las cuatro personas mencionadas.



La legislación que comprende la materia de caza señala que no se puede realizar esta práctica en “días de fortuna”. Son los días en los que las piezas cinegéticas tienen mermadas sus facultades de defensa o bien se ven obligadas a concentrarse en determinados lugares por culpa, entre otras cosas, de fenómenos meteorológicos adversos como la nieve si cubre totalmente el suelo.