Sucesos

Detenido en Burgos un joven traficante de 20 años que amenazaba a menores para que vendieran la droga

18 diciembre, 2020 11:16

La Guardia Civil, en el marco de la 'Operación Hashchild', ha detenido a un joven de 20 años, I.N.L, como presunto autor de delitos de contra la salud pública por tráfico de drogas y amenazas, en concreto sobre dos menores de 17 años, investigados, a los que supuestamente instrumentalizaba para la venta de sustancias estupefacientes en entornos escolares.

Los hechos se remontan a finales del pasado mes de noviembre cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de una posible extorsión a un menor. Éste, acompañado de sus progenitores, residentes en una localidad de la comarca burgalesa de La Demanda, entregó una cantidad de droga y dinero y denunció temer por su integridad física al ser amenazado por un joven.

Las primeras indagaciones destaparon que el denunciado le había entregado unas bolas de hachís con la obligación de que las vendiera y le entregara el dinero recabado de su ilícito comercio, bajo graves amenazas y chantajes al referir conocer a sus padres y el negocio que regentaban, según informaron a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

Inmediatamente, se abrió una investigación, seguida de manera minuciosa y muy discreta dada la vulnerabilidad del colectivo afectado, tras conocerse además la implicación de un segundo menor en los hechos, también utilizado por el autor para cobrar el dinero obtenido por la venta de la droga.

Identificado I.N.L., bajo fundadas sospechas de que éste pudiera llevar a cabo serias represalias hacia los menores, las pesquisas fueron practicadas con intensidad y presurosamente, ya que el plazo establecido para la entrega del dinero, que ya había sido prorrogado en una ocasión, estaba a punto de vencer.

Obtenido el domicilio del presunto autor, se desplegó un amplio dispositivo en una calle de la capital burgalesa, donde ha sido localizado y detenido e ingresado en prisión.

Con esta actuación adicionalmente se han desactivado dos puntos de venta de sustancias estupefacientes al menudeo en entornos escolares de la capital -droga presuntamente dirigida al consumo por parte de menores-, e incautado 48 gramos de hachís, 85 euros como resultado de la venta ilegal de esta sustancia y un teléfono móvil.

La investigación ha sido dirigida por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Burgos, que ha instruido diligencias que han sido entregadas en los Juzgados de la capital y Fiscalía de Menores.