Sucesos Hasta 25 llamadas recibía el centro de emergencias 112 alertando de que un vehículo estaba circulando en dirección contraria a toda velocidad por la autovía.Tras el aviso, la Guardia Civil de Tráfico salía en su busca, para dar el alto al turismo, que al parecer conducía una persona de avanzada edad, que se había despistado a la hora de tomar el carril de entrada.

Interceptado un turismo en dirección contraria a gran velocidad por la A-66 entre Zamora y Benavente

7 agosto, 2020 11:54

Gran susto el vivido está mañana en la A-66, a la altura de Montamarta. Hasta 25 llamadas recibía el centro de emergencias 112 alertando de que un vehículo estaba circulando en dirección contraria a toda velocidad por la autovía.



Tras el aviso, la Guardia Civil de Tráfico salía en su busca, para dar el alto al turismo, que al parecer conducía una persona de avanzada edad, que se había despistado a la hora de tomar el carril de entrada.



Afortunadamente, el insólito suceso se salda sin tener que lamentar daños personales y materiales.

La guardia civil de Zamora ha interceptado e identificado al conductor, que fue detectado a las 09.30 por una patrulla de servicio. Viajaba a bordo de un vehículo Peugeot 306 circulando en sentido contrario por la A66 sentido Zamora, a la altura del PK 257, por la calzada sentido Gijón.



Tras proceder a asegurar la situación y poder hacerlo sin peligro para la circulación y resto de usuarios de la via, la Benemérita procedió a cambiar el sentido de la marcha del vehículo y llevarlo hasta una zona segura fuera de la circulación para esclarecer las causas que motivaron esta situación de tanto riesgo.



El conductor, un varón nacido en 1932 -88 años de edad- con el permiso de conducir en vigor, dio resultado negativo a las pruebas de alcohol y drogas. La Guardia Civil ha procedido a poner en conocimiento las infracciones al reglamento general de circulación y elevar propuesta a la Jefatura Provincial de tráfico para que el citado conductor sea sometido a un reconocimiento psicotécnico extraordinario para que se evalúe si mantiene las capacidades necesarias para poder conducir vehículos a motor.