Sanidad

El terror de la quinta ola COVID-19 y su evolución por provincias en los últimos días en Castilla y León

10 julio, 2021 09:29

La quinta ola COVID ya está aquí. La incidencia acumulada en todo el territorio nacional se ha disparado a los siete y a los catorce días después del estallido del macrobrote asociado a los viajes de fin de curso de Mallorca.

La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, ha confirmado esta semana, en rueda de prensa, que estamos ya en la quinta ola y ha llamado a la prudencia para evitar nuevos contagios.

Esto ha provocado también que el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, anunciara este jueves nuevas medidas para limitar el horario del ocio nocturno. En la actualidad, la incidencia acumulada a los 14 días en Castilla y León está en los 479,64 casos, en riesgo “muy alto”, mientras que a la semana se ubica en los 362,81 casos por cada 100.000 habitantes.

Por provincias, se detecta un aumento exponencial en los últimos días de la incidencia como vamos a analizar a continuación:

ÁVILA

En la provincia abulense la incidencia a los 14 días el pasado 27 de junio era de 48 casos y de 16 a los siete días. Ahora se sitúa en los 134 a los 14 días y en los 97 a los siete, por cada 100.000 habitantes. La positividad en la última semana se ubica en el 7,58% mientras que el número reproductivo básico se queda en 1,95.

BURGOS

La provincia burgalesa ha experimentado muy elevado y sumamente peligroso. El 1 de julio la incidencia acumulada a los 14 días estaba en los 159 casos, ahora está en los 742, en riesgo “muy alto”. A la semana, a fecha de 29 de junio estaba en los 71 casos y ahora se sitúa en los 619, también en riesgo muy alto mientras que la positividad se dispara hasta el 25,06%, es decir, una de cada cuatro personas que se han realizado un test en la última semana en Burgos ha dado positivo. El número reproductivo básico está en 2,12.

LEÓN

En la provincia leonesa, el 26 de junio, la incidencia acumulada a los 7 días se encontraba en los 50 casos por cada 100.000 habitantes. Ahora está en los 416, a fecha de 9 de julio. En lo que respecta a los 14 días pasa de los 92 casos a los 591, en riesgo “muy alto” en los dos parámetros. La positividad está en el 15,25% en la última semana, mientras que el número reproductivo básico se queda en 1,36.

PALENCIA

En la provincia palentina, a fecha de 9 de julio, la incidencia acumulada a los 14 días está en los 475 casos, por los 97 que registraba el 1 de julio por cada 100.000 habitantes. En lo que a la semana se refiere, a 1 de julio estaba en los 73 casos y pasa ahora a los 402, en riesgo “muy alto”. La positividad, como en Burgos, supera el 20%, en concreto está en el 22,23% en la última semana, mientras que el número reproductivo básico llega al 2,06%.

SALAMANCA

En la provincia salmantina, a fecha de 1 de julio, la incidencia acumulada estaba en los 96 casos por cada 100.000 habitantes a los siete días, y ahora llega a los 272 casos. Si hablamos de esta incidencia a los 14 días, el 2 de julio estaba en los 140 casos y ahora llega hasta los 375. La positividad es del 15,51%, mientras que el número reproductivo básico se sitúa en 1,65.

SEGOVIA

En la provincia segoviana, a fecha de 9 de julio, la incidencia a los 14 días está en los 224,79 casos (por los 27 casos del 29 de junio), mientras que a la semana se sitúa en los 185,69 casos (por los 22 del pasado 30 de junio. La positividad llega al 11,66% y el número reproductivo básico a 2,12.

SORIA

En Soria, la incidencia a 14 días en la actualidad está los 318 casos y en 258 si hablamos de la última semana. El 30 de junio, a la semana, se quedaba en los 44 casos, y a los 14 días, a 1 de julio, en los 78 casos. La positividad de los últimos 7 días se queda en el 8,15% y el número reproductivo básico en 2,16.

VALLADOLID

En lo que respecta a la provincia vallisoletana, en la actualidad, la incidencia a los 14 días por cada 100.000 habitantes,  está en los 407 casos (68 el 28 de junio), y a la semana, en los 300 (31 el 27 de junio). En riesgo “muy alto” en ambos. La positividad en la última semana llega al 15,20% y el número reproductivo básico se queda en 1,66.

ZAMORA

En la provincia zamorana la situación es altamente preocupante porque la incidencia se ha disparado de forma patente y notable en las últimas fechas. A los 14 días y por cada 100.000 habitantes llega a los 682 casos (47 casos el 26 de junio) y a la semana a los 468 (26 casos el 21 de junio). La positividad alcanza el 20,46%, mientras que el número reproductivo básico es de 1,32.

Un crecimiento notable y alarmante de la incidencia acumulada en las últimas fechas en todas las provincias de Castilla y León que hace que sea más necesario aún guardar las medidas de seguridad para evitar nuevos contagios y fallecimientos ante una pandemia que ha dejado ya, en esta año y casi medio, mucha desolación.