Sanidad

Cuenta atrás para la 'nueva normalidad' en Castilla y León: ¿Cuándo y qué puedo hacer?

8 mayo, 2021 09:15

Castilla y León comienza la cuenta atrás para comenzar la nueva vida en la medianoche de esta sábado con la caída del estado de alarma en España.

Esta semana, la Junta de Castilla y León ya anunció su plan de medidas que se deberán seguir en la Comunidad con el objetivo de frenar la expansión del coronavirus. Concretamente, a partir del domingo 9 de mayo, el horario de cierre de la hostelería se fija a las 00.00 horas, con la eliminación del confinamiento perimetral, el límite de personas en las reuniones privadas y toque de queda, actualmente a las 22.00 horas. Por lo que hoy entre las 22.00 horas y las 23.59 se mantienen las medidas de control en la Comunidad.

Con respecto a la hostelería, la Junta ha informado que cerrará el interior de bares en localidades con incidencias superiores a 150 casos por 100.000 habitantes. Durante este sábado, la medida todavía afecta a 31 términos municipales castellanos y leoneses: Arenas de San Pedro y Las Navas del Marqués (Ávila); Burgos, Alfoz de Quintanadueñas, Medina de Pomar y Miranda de Ebro (Burgos); León, Bembibre, San Andrés del Rabanedo, Valverde de la Virgen y Villablino (León); Aguilar de Campoo y Guardo (Palencia); Ciudad Rodrigo, Santa Marta de Tormes, Villamayor y Villares de la Reina (Salamanca); Segovia, Cantalejo, El Real Sitio de San Ildefonso y Palazuelos de Eresma (Segovia); Soria y Almazán (Soria); y Aldeamayor de San Martín, Íscar, La Cistérniga, Laguna de Duero, Medina del Campo, Peñafiel y Simancas (Valladolid); y Benavente (Zamora).

A partir del domingo, Castilla y León adopta esta nueva regulación guiada por un 'nuevo semáforo' con cuatro niveles de alerta que se irán siguiendo con la evolución de la situación epidemiológica en la Comunidad: 

a) Nivel de alerta 1: Sin horario de cierre. El consumo podrá realizarse en barra, de pie o en mesa y no podrá superarse el 75% del aforo con una limitación máxima de ocupación por mesa o agrupación de mesas de 25 personas.

b) Nivel de alerta 2:  Se establece como horario de cierre de estos establecimientos la 01:00 horas como máximo, sin que puedan admitirse nuevos clientes a partir de las 00:00 horas.

El consumo dentro del local no se podrá efectuar en barra o de pie y deberá realizarse sentado en mesa o agrupaciones de mesas, y el 75% del aforo en mesa en las salas de hasta 40 comensales, en las salas de 41 a 60 comensales el aforo será de 30 personas y en las salas de más de 60 comensales el aforo será del 50%. La máxima ocupación por mesa o agrupación de mesas será de 10 personas.

c) Nivel de alerta 3: En los niveles 3 y 4 se establece como horario de cierre de estos establecimientos las 24:00 horas como máximo, sin que puedan admitirse nuevos clientes a partir de las 23:00 horas.

El consumo dentro del local no se podrá efectuar en barra o de pie y deberá realizarse sentado en mesa o agrupaciones de mesas, no pudiendo superarse el 75% del aforo en el caso de salas de hasta 40; en las salas de 41 a 60 comensales el aforo será de 30 persona, y en las salas de más de 60 comensales el aforo será del 50%, con una limitación máxima de ocupación por mesa o agrupación de mesas de 6 personas, sin perjuicio de que se puedan adoptar la medida excepcional de suspensión de la actividad en el interior cuando la tendencia sea ascendente en número de casos y presión asistencial.

d) Nivel de alerta 4: En los niveles 3 y 4 se establece como horario de cierre de estos establecimientos las 24:00 horas como máximo, sin que puedan admitirse nuevos clientes a partir de las 23:00 horas.

El consumo dentro del local no se podrá efectuar en barra o de pie y deberá realizarse sentado en mesa o agrupaciones de mesas, no pudiendo superarse el 33% del aforo, con una limitación máxima de ocupación por mesa o agrupación de mesas de 6 personas, sin perjuicio de que se puedan adoptar medidas excepcionales como la suspensión de la apertura al público y la suspensión de la actividad.

Nos adentramos en la 'nueva normalidad' y desde el Gobierno autónomico y central piden "responsabilidad" a la ciudadanía.