Sanidad

Igea apuesta por "una desescalada con racionalidad" con la vacunación como "medida más importante"

4 mayo, 2021 14:33

El vicepresidente y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, ha apostado por "una desescalada con racionalidad" con la vacunación como "medida más importante".

Así lo ha indicado este martes durante su visita a Santa Colomba de Somoza (León), donde ha mantenido una reunión con el regidor de este municipio, José Miguel Nieto, y ha avanzado que "este jueves se va a reunir la Junta de Castilla y León con un acuerdo que ya está siendo evaluado por los servicios jurídicos".

Igea se ha mostrado "muy contento" respecto al ritmo de la campaña de vacunación de la COVID-19 con "más de un 1 por ciento de la población vacunada al día" y ha pedido que "estos dos meses hay que pasarlos bien".

En esta línea, ha detallado que "no hay que equivocarse ahora" y ha recordado que "hay 140 personas ingresadas en la UCI", situación que hace que "se pueda ser optimista, pero siendo responsable".

Además, ha pedido a los sectores "muy cansados, un último esfuerzo" y ha reconocido que "se ha intentado limitar las medidas restrictivas para que afecten a la menor cantidad de municipios posibles y sean lo menos generalizadas posibles".

El vicepresidente ha insistido en que "queda muy poquito, pero queda" y ha explicado que "espera que en verano la población más vulnerable esté inmunizada" y ha cifrado en que "más del 90 por ciento de los mayores de 70 años tiene al menos una dosis y más del 50 por ciento de los mayores de 60 años tienen una dosis".

Asimismo, ha destacado que Castilla y León "está muy por encima de otros territorios porque la gente está trabajando muy bien", aunque ha indicado que "hay que estar pendientes de qué ocurre en Inglaterra o la presencia de la variante india y si es sensible a las vacunas".

Por último, ha explicado que "espera mantener una unidad de criterio y no con una desescalada en la cual se vuelva a general un desconcierto entre los ciudadanos", aunque ha concluido criticando que el Gobierno de España "se niega a mantener esa responsabilidad".