Sanidad

Verónica Casado se arrepiente "a posteriori" de rechazar el uso de la mascarilla al inicio de la pandemia

17 marzo, 2021 14:59

Cuando se cumple un año del inicio de la pandemia en España, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha reconocido que se arrepiente “a posteriori” de no haber recomendado el uso generalizado de la mascarilla en las primeras semanas del Covid, como así lo dictaban las principales autoridades sanitarias como la OMS y el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades, quienes creían que utilizarla mal podría ser mucho más grave para la propagación del virus.

Casado asume que, sabiendo ahora que el virus también se propaga por los aerosoles, “efectivamente tuvimos un error que ahora a posteriori es muy fácil de analizar”, aunque en aquel momento se creía que era certero. La consejera asegura que el hecho de no saber nada de una determinada circunstancia les llevó a trabajar en modo “ensayo-error” y era un error que en aquel momento “estábamos cometiendo todos”. Por ello, un año después, indica que “con lo que he aprendido y lo que duele son cosas que no haríamos ninguno”.

Además, explica que se venía de una situación con dos alertas previas, la gripe aviar y el ébola, que inicialmente iban a tener un impacto terrible que finalmente no fue así y se tuvo la creencia de que iba a ocurrir lo mismo, que iba a ser una gripe más. Con la pandemia encima, confiesa que el grado de desconocimiento era “muy importante” y seguimos “con muchas lagunas” de desconocimiento. 

No obstante, matiza que estaban todos convencidos de aquello y que se hizo “con la mejor voluntad del mundo”. Ahora bien, ha puntualizado que no justifica su postura por creer en ese momento que no había mascarillas, ya que las estaban buscando “por tierra, mar y aire”, e incluso llamamiento a las empresas, sino por lo perjudical de utilizarlas mal como aseguraban las autoridades sanitarias e incluso sociedades científicas de mucho prestigio, ha subrayado la consejera de Sanidad.