Sanidad

Castilla y León no desescalará hasta que rebaje la ocupación de las UCIs al 35%

1 marzo, 2021 14:19

La Junta de Castilla y León ha tomado la decisión de no descender del Nivel 4 plus de alerta sanitara al Nivel 4, de todo el territorio de la Comunidad, tras la celebración del Consejo de Gobierno Extraordinario de este lunes, con la desescalada sanitaria como único punto del día. 

Pese a que el viernes pasado, el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea adelantaba a los empresarios que el criterio básico para poder rebajar las medidas sanitarias en las provincias sería que, de forma independiente, estas mantuvieran una ocupación en UCI inferior al 25%, hoy, el Consejo de Gobierno ha decidido que será necesario que todos los hospitales de la Comunidad tengan, en conjunto, una ocupación inferior al 35% para poder bajar de nivel de alerta. Por lo tanto, Igea prevé que, por lo menos hasta la semana que viene, la Comunidad de forma global no alcalzará ese porcentaje para que se puedan aplicar la relajación de esas medidas. Esto significa que la Comunidad aún mantiene el cierre de gimnasios, salas de juego y grandes superficies comerciales de nuevo, además del interior de la hostelería, que no abrirán hasta conseguir ese 35% de ocupación en UCI en todos los hospitales de Castilla y León. 

Mañana mismo, el Bocyl publicará esta nueva estrategia de desescalada, donde Castilla y León tendrá que alcanzar ese 35% de ocupación en UCI de forma conjunta, para hacer esa relajación inicial en todas las provincias, salvo que alguna provincia tenga más de 400 de incidencia. Tras ello, y cada quince días, la Junta analizará la situación de las UCIs, y si hay menos de un 25% de ocupación, las provincias irán pasando al siguiente nivel, de forma progresiva, "y sin saltarse ninguno". Esto es, que las provincias que vayan desescalando lo harán siguiendo el famoso semáforo Covid, y no pasarán, por ejemplo, del Nivel 4 al 2, aunque sus datos epidemiológicos fueran muy favorables. Todo ello bajo la premisa de que se mantenga la incidencia descendente en la Comunidad.