Sanidad

Los grandes dependientes de Castilla y León comenzarán a vacunarse de forma "inmediata"

11 febrero, 2021 15:13

La consejera de Sanidad de la Junta, Verónica Casado, anunció hoy que la vacunación contra el COVID-19 a grandes dependientes y a sus cuidadores profesionales se iniciará de forma "inmediata" en la Comunidad, aunque no quiso dar fechas concretas por la escasez de dosis y la falta de previsiones concretas en el suministro.

Casado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, explicó que la vacunación a usuarios y trabajadores de residencias de mayores y centros sociosanitarios ha finalizado prácticamente, a falta de casos en los que se había producido brotes, y que ya comenzado la vacunación entre los profesionales sanitarios que están primera línea, tanto los que trabajan en la sanidad pública como en la privada, aunque reconoció que en el caso de la privada puede haberse producido algún retraso al tener realizar un cribado de datos para evitar duplicidades.

Además, anunció que la vacunación del personal sanitario que no está en primera línea -servicios de inspección, medicina forense, ayuda a domicilio, centros de menores, fisioterapeutas, oficinas de farmacia, dentistas...- comenzará en breve y se realizará con las dosis de AstraZeneca.

En este sentido, recalcó que las tres vacunas con las que se trabaja en la actualidad -Pfizer, Moderna y AstraZeneca- son seguras, eficaces y cuenta con las oportunas autorizaciones sanitarias, y subrayó que no existe la posibilidad de elección individual. No obstante, reconoció que no todas tienen la mismo porcentaje de eficacia, por lo que argumentó que es necesario aplicarlas en función de la vulnerabilidad de las personas.

En su intervención, la consejera recalcó que la estrategia de vacunación ha sido consensuada en el Consejo Interterritorial de Salud en base a criterios científicos y sobre unos principios éticos de necesidad, equidad y reciprocidad, “por lo que será igual para todos”. Así, indicó que cuando se acabe con los seis grupos prioritarios ya definidos para la vacunación, se comenzará a vacunar por edades.

“Lo que necesitamos son más vacunas. Para vacunar a los cinco primeros grupos -personal y usuarios de residencias, profesionales sanitarios en primera línea, grandes dependientes y cuidadores y personas de más de 80 años- necesitamos 800.000 dosis, no las 200.000 que hemos recibido hasta ahora”, aseveró Casado. Hasta la fecha, en Castilla y León se ha vacunado a 172.961 personas, de las que 72.532 ya han recibido la segunda dosis.

Por otra parte, sobre la vacunación masiva la consejera indicó que ya se están recibiendo ofertas de posibles espacios, especialmente por parte de la Consejería de Cultura, y adelantó que en breve mantendrá una reunión con los responsables de la Federación Regional de Municipios y Provincias de Castilla y León para seleccionar los lugares adecuados, pero matizó que todavía no hay un listado definitivo. No obstante, indicó que serán espacios similares a los que han están acogiendo los test masivos de antígenos en los grandes núcleos de población.

A su vez, Casado se mostró convencida de que al igual que está ocurriendo con los cribados masivos, los equipos de Atención Primaria y Hospitalaria están preparados para realizar con “solvencia” la vacunación masiva.