Sanidad

Castilla y León pedirá en la Interterritorial poder confinar, defenderá el toque de queda y reclamará "unidad de acción"

19 enero, 2021 16:07

La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, pedirá mañana en la reunión del Consejo Interterritorial que se facilite a las autonomías la herramienta para poder confinar, al tiempo que defenderá el adelanto del 'toque de queda' a las 20.00 horas, como ya se ha establecido en la Comunidad, y reclamará "unidad de acción" con el fin de que la cogobernanza sea real.

La consejera ha defendido que estos serán las principales medidas que llevará a la reunión prevista para mañana y ha asegurado que dada la situación en cuanto al número de contagios en determinadas zonas sería necesario un confinamiento domiciliario para frenar esta "compleja situación".

Así, ha recordado además que hasta cinco comunidades defendieron en la anterior reunión el adelanto del toque de queda ya implantado en Castilla y León y recurrido por el Gobierno. Así, Casado ha insistido en que el Ejecutivo central entonces no se comprometió a estudiarlo, lo que ha llevado a que, desde una base "jurídica" y ante la necesidad de "hacer cosas" y "aplicar nuevas medidas" dado el crecimiento de casos "en pared" registrado, se haya decidido aplicar en la Comunidad.

"Creo que el miércoles probablemente consigamos la unidad de acción, no de inacción, para conseguir frenar lo más y lo antes posible la pandemia que significa un impacto a todos los niveles", ha manifestado Casado.

La consejera ha confiado en que de la reunión de mañana se pueda extraer una propuesta concreta con criterios uniformes, ya que, a su juicio, la situación actual "no es buena" y genera "desasosiego en la información". "Tenemos información y bagaje suficiente para ir todos juntos, con medidas comunes y una cogobernanza de verdad, con mayúsculas, porque no es cuestión de yo no gobierno y no te dejo a tí", ha defendido.

Tras esta explicación ha insistido en que la voluntad de Castilla y León es intentar trabajar todos juntos para consensuar medidas que logren frenar esta tercera ola.

"Siempre he defendido que fuéramos de la mano, tenemos que poner en marcha aquellas actuaciones que sabemos que funcionan aunque son duras", ha reseñado. "Queremos acción, no podemos esperar", ha aseverado, tras lo que ha insistido en que esta ola no es como la segunda en cuanto a la velocidad en el aumento de contagios que obliga a ser "ágiles" en la toma de medidas restrictiva.

"Es el momento de la rapidez y de la agilidad", ha reclamado Casado, quien ha asegurado la lealtad de la Junta en la toma de decisiones.