Sanidad

Ávila y Segovia comandan la esperanza del posible descenso de la curva en Castilla y León

19 enero, 2021 22:04

No es fácil, con los contagios que todavía hay actualmente, hablar de una mejora de los mismos pero lo cierto es que las provincias de Ávila y Segovia han dejado números menos negativos este martes que la semana pasada, dejando un halo de esperanza para el futuro que marque la deseada bajada de contagios. 

Y es que en ambas provincias el número de contagios que se informaron este martes fueron menores que los del mismo día de la semana pasada, lo que refleja un descenso en la incidencia a siete días. Un dato positivo aunque por sí solo no se puede destacar como tendencia, obviamente, y habrá que esperar a los próximos días para conocer si ya se ha alcanzado el pico en ambas provincias. 

Se da la casualidad que ambas provincias cumplían este martes diez días con los interiores cerrados en el caso de de la hostelería, los centros comerciales y los centros deportivos. Diez datos que han ido preocupando día a día y que ahora dejan puesta la esperanza en los futuros números. Diez días que, casualmente, son los que se esperan, uno arriba o abajo, que las medidas tengan su efecto. 

Pese a ello, la situación no es buena. Segovia cuenta con la incidencia más alta de la comunidad con 1.765,18 casos a los 14 días y 1.110,83 a los siete días. Es esta última la que se ha visto reducida mínimamente gracias a los tres contagios menos de este martes pero la de 14 se espera que siga su subida hasta doblar a la de siete. De hecho, hasta que esto no ocurra no se podrá hablar de una verdadera recuperación en los datos. El número de reproducción se encuentra en 1,26 pero en una clara tendencia al descenso desde el 15 de enero. 

Lo mismo le ocurre a Ávila, aunque con mejores perspectivas. Su incidencia a 14 días llega a los 1.206,55 y la de siete, a 695,26, por lo que ambos números se encuentran más cerca de ese objetivo de superar en dos veces su número la primera a la segunda. La capacidad infectiva de cada persona, el número de reproducción, además, se encuentra en 1,09, ya próximo a un descenso de la unidad, cuando ha llegado a superar claramente los dos. 

En el otro extremo de estas dos provincias se encuentra Palencia, que este martes registró 240 contagios por los 136 del martes pasado en otro ascenso importante que no encuentra demasiada explicación. De hecho, es el récord histórico de la provincia en cuanto a número de contagios y le lleva a una incidencia de 1.275,93 a 14 días y de 870,29 a los siete. Su número de reproducción se encuentra en 1,42, aunque tras las subidas y bajadas de los días de enero se antoja un descenso lento desde el 14 de enero que se espera aumente en los próximos días para seguir los pasos que parece que empiezan a dar Ávila y Segovia. 

Aún con todo, es importante conocer que un descenso en la incidencia a siete días, aunque positiva, no implica menos problemas. La curva tiene que descender claramente ante datos actuales muy altos que, además, implicarán muchos hospitalizados en los ya maltrechos centros de Castilla y León y, posteriormente y desgraciadamente, también fallecidos.