Sociedad

La empresaria vallisoletana que denunció a Amazon abre una campaña de crowfunding para seguir el proceso judicial

9 agosto, 2021 10:42

La empresaria Natalia Paredes ha promovido un crowfunding solidario con el objetivo de recaudar fondos que le permitan presentar un informe pericial médico que confirme las consecuencias de salud que le ocasiona este procedimiento judicial. “Busco el apoyo de la sociedad. Intento que mi caso no se olvide y que Amazon sea consciente de que me ha arruinado. He sufrido su atropello y con sus métodos mis ventas han caído de manera vertiginosa. Solo tengo la opción de tratar este asunto a través de encontrar una solución extraordinaria”, ha asegurado Paredes.

El Juzgado de Instrucción número 22 de Madrid, acaba de admitir a trámite un aplazamiento de la querella presentada el 26 de septiembre de 2019 por la empresaria vallisoletana Natalia Paredes contra Amazon. Paredes, directora general de la compañía LibertyTestFarma denunció a la multinacional por un delito contra la propiedad intelectual al detectar que el gigante de las compras por Internet había “plagiado” su marca especializada en la venta de test de embarazo y ovulación.

La querella tenía que haber sido admitida a trámite a principios de 2020, pero debido al cese de la actividad en los juzgados, motivado por la pandemia el caso quedó aplazado hasta julio. La defensa jurídica que representa a la compañía española ha solicitado una moratoria de seis meses, para evitar que la Justicia archivara este asunto. 

Quedarse sin aliento

Nuestra empresa, explica Natalia Paredes, directora general de Liberty Test “tiene el derecho exclusivo para utilizar en el tráfico económico nuestro nombre comercial, que está acreditado a través del registro de la Oficina Española de Patentes y Marcas y que a todas luces ha vulnerado Amazon al comercializar  con nuestro nombre pruebas de embarazo distintas a las nuestras y que ha generado un descenso brutal de nuestras ventas y por tanto nunca hemos tenido ningún tipo de relación comercial con Amazon”.

Marca registrada con derecho exclusivo



En el escrito presentado en los juzgados de Madrid además se relata cómo, junto al descenso de ventas, la querellante empieza a recibir de las compradoras de los test de embarazo adquiridos a través de Amazon, una serie de correos electrónicos comunicando quejas, en las que los clientes ponen de manifiesto que el producto que han comprado a través de la multinacional no cumple con las características y el nivel de calidad que se anuncia en la web de LibertyTest.

Para Natalia Paredes “está claro que el posicionamiento de Amazon daba lugar a la confusión y los clientes están comprando su producto por equivocación, cuando realmente quieren adquirir el nuestro”.

Amazon se ensaña con LibertyTestFarma



Ante esta situación, la empresa procedió a enviar dos burofaxes a Amazon denunciando la situación y aportando documentación en la que se evidencia la utilización, de la técnica de posicionamiento denominada “AdWords” para que todo aquel que busque la marca Libertytest obtenga como resultado el enlace al portal de venta www.amazon.es,  donde la firma española nunca ha comercializado su producto.

Prácticas abusivas

Los argumentos jurídicos de la empresa española  se  basan en que la compañía estadounidense del comercio electrónico era conocedora de la notoriedad y el prestigio de LibertyTest dentro del mercado de pruebas de embarazo y ovulación a través de www.libertytest.es, siendo este el motivo por el que seleccionó dicha marca y no otras, no solo como palabra clave de búsqueda (keywords), sino también como título en las búsquedas de los usuarios, todo ello con el objeto de sustraer el tráfico de internet de la página de la empresa española para dirigirlo hacia su web de comercio electrónico y por tanto con esta conducta Amazon ha ignorado por completo la prohibición de utilizar las marcas de terceros en el tráfico económico.