Sociedad J.M.A. / ICALEl guardia civil José Javier de Jesús Rodríguez, el teniente coronel del Ejercito de Tierra Juan María Hurtado Martín y la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Béjar, recibieron hoy en Salamanca la medalla al Mérito de Protección Civil por su participación activa en actuaciones excepcionales para la protección de personas y bienes afectados por situaciones de emergencia.El acto estuvo presidido por el delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, quien agradeció a los condecorados su “capacidad de entrega, esfuerzo y solidaridad” para con el conjunto de la sociedad, “mucho más allá de la obligación de quien tiene que realizar una actividad compleja”.A título particular, se dirigió a al guardia civil José Javier de Jesús Rodríguez para reconocer su “heroísmo” al salvar una vida en riesgo de perecer en un incendio, acto que le valió la distinción que hoy le fue impuesta en la Subdelegación del Gobierno de Salamanca.

José Javier de Jesús, Juan María Hurtado y los voluntarios bejaranos, condecorados con la Medalla al Mérito de Protección Civil

9 julio, 2021 17:00

J.M.A. / ICAL



El guardia civil José Javier de Jesús Rodríguez, el teniente coronel del Ejercito de Tierra Juan María Hurtado Martín y la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Béjar, recibieron hoy en Salamanca la medalla al Mérito de Protección Civil por su participación activa en actuaciones excepcionales para la protección de personas y bienes afectados por situaciones de emergencia.



El acto estuvo presidido por el delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, quien agradeció a los condecorados su “capacidad de entrega, esfuerzo y solidaridad” para con el conjunto de la sociedad, “mucho más allá de la obligación de quien tiene que realizar una actividad compleja”.



A título particular, se dirigió a al guardia civil José Javier de Jesús Rodríguez para reconocer su “heroísmo” al salvar una vida en riesgo de perecer en un incendio, acto que le valió la distinción que hoy le fue impuesta en la Subdelegación del Gobierno de Salamanca. “Hay que tener ese arrojo en el momento y esa condición de saber que uno está para eso”, valoró Izquierdo.



Los otros dos condecorados, el teniente coronel del Ejercito de Tierra Juan María Hurtado Martín y la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Béjar, recibieron la distinción por su actuación durante la pandemia. Sobre los voluntarios bejaranos, Izquierdo manifestó que son “un ejemplo de implicación de los civiles en la colaboración con las instituciones". "Son ciudadanos autónomos que de forma altruista se ponen al servicio de los demás. Es uno de los mejores ejemplos de lo que queríamos premiar con este acto”, certificó.



En referencia al coronel Hurtado, el delegado del Gobierno agradeció la “entrega absoluta” del Ejército tras la irrupción de la pandemia. “Durante el primer estado de alarma hicieron una importante labor de control, protección, asesoramiento a la ciudadanía, además de apoyar en las necesidades básicas de la población y garantizar el transporte de alimentos, gracias a lo que no hubo problemas de suministro”, resumió. 



Por otro lado, ensalzó la labor de control de cuarentenas y el servicio de rastreadores durante el periodo de expansión del virus, como actos que "cortan la transmisión de contagios y, por lo tanto, salvan vidas".



Tras la imposición de las medallas, tomó la palabra la presidenta de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Béjar, Cristina Len Nieto, quien recibió la condecoración de manos de sus alcaldesa, Elena Martín, y agradeció el reconocimiento en nombre de sus compañeros, asegurando que les da “fuerza para seguir adelante”. “El voluntariado es una forma de ser, una opción libremente elegida para ayudar a los demás, contribuyendo a la mejora de la sociedad”, manifestó, recordando que la agrupación acumula 37 años de actividad.



Por su parte, el coronel Juan María Hurtado Martín, recibió la condecoración como “un honor” y la hizo extensiva a sus compañeros en las Fuerzas Armadas. “Agradezco a quienes me han considerado merecedor de este reconocimiento. Gracias también al Regimiento Especial de Ingenieros por haber podido luchar contra esta trágica pandemia”. El coronel Hurtado, natural de Sevilla, finalizó agradeciendo su acogida al pueblo salmantino, entre el que se siente como “uno más”.