Sociedad “No sobran empleos, sobran directivos” han coreado hoy los más de 200 manifestantes que han acudido esta tarde a la concentración celebrada a las puertas de la sede del BBVA en Valladolid, ubicada en Duque de la Victoria, y convocada por diversas organizaciones sindicales UGT, ACB, CCOO y CGT. También se han llevado a cabo protestas en León por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que ha planteado BBVA y que supondrá el despido de 3.448 empleados del banco, 103 en Castilla y León.

Más de 200 empleados se concentran a las puertas del BBVA en Valladolid al grito de "no sobran empleos, sobran directivos”

17 mayo, 2021 20:49

“No sobran empleos, sobran directivos” han coreado hoy los más de 200 manifestantes que han acudido esta tarde a la concentración celebrada a las puertas de la sede del BBVA en Valladolid, ubicada en Duque de la Victoria, y convocada por diversas organizaciones sindicales UGT, ACB, CCOO y CGT.

También se han llevado a cabo protestas en León por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que ha planteado BBVA y que supondrá el despido de 3.448 empleados del banco, 103 en Castilla y León. Además de un calendario de movilizaciones, las organizaciones sindicales han confirmado hoy su intención de llevar a cabo paradas de trabajo en diversas fechas si la empresa se niega a atender sus reivindicaciones. Y es que, según Marcos Gutiérrez Benito (CCOO), las entidades financieras van a ser los principales receptores de las ayudas procedentes de los fondos de Recuperación de la UE y están obligados a sentarse con los representantes sindicales a negociar. 

Además, tal y como ha señalado Luis Mateo Rodríguez (UGT) las movilizaciones se están llevando a cabo en todas las provincias de la comunidad porque el Ere afecta a todos los departamentos y ha explicado que lo que quiere hacer el banco son “despidos puros y duros” y “afectarán a la plantilla que queda luego porque la entidad financiera pretende desplazarla a más de 250 km de su lugar de trabajo actual”. Según UGT, la idea del BBVA es que solo permanezcan las grandes oficinas como la de Duque de la Victoria y el resto de las oficinas rurales y de los barrios desaparezcan. 

De hecho, Luis Mateo Rodríguez ha establecido un paralelismo entre BBVA y LA Caixa aludiendo a que ambas empresas tienen la intención de prescindir cada vez de más personal para que los clientes, “tengan 40 o tengan 80 años” desarrollen todas sus operaciones financieras de manera telemática y ahorrar así en costes de personal. 

Es más, la presencialidad quedará restringida a la solicitud de citas previas a través de lo que las organizaciones sindicales denominan “teléfonos de desatención al cliente”. Para finalizar, UGT no ha querido dejar pasar la oportunidad de explicar que se van a destinar en torno a 2000 millones de euros de dinero público para gestionar los despidos “por prejubilación anticipada” por parte del BBVA, lo que supone mantener desempleados 2 años a quienes se acojan a las mismas antes de que puedan percibir su pensión.

"A esta ingente cantidad habría que sumar el rescate bancario que se llevó a cabo años atrás con motivo de la pasada y no superada crisis económica", concluyen.