Sociedad

El campo de amapolas más famoso de Zamora florece entre polémicas

17 mayo, 2021 11:33

Un año más, el conocido Campo de la Verdad situado frente al colegio Corazón de María en la carretera de Almaraz ha vuelto a florecer con un precioso rojo intenso de centenares de amapolas. Un espacio privado que, en 2020, se hacía famoso en el mundo entero y donde multitud de personas 'peregrinaban' hasta el lugar, para realizar fotografías y posados.

Tal fue la fama de este precioso lugar, que los dueños de la tierra donde se ubica se vieron obligados a segar el terreno y pedir, en varias ocasiones, que se respetara el espacio privado, que estaba siendo continuamente pisoteado. Y con el florecimiento del lugar, las redes sociales no han tardado en recordar este hecho y dividir a los zamoranos sobre la gravedad que supone acercarse al campo de amapolas y sacar una fotografía o pasear por el interior del lugar.

De hecho, un usuario de Facebook ha iniciado una campaña donde pide expresamente que se respete dicho campo y que, de acudir al terreno, se hagan fotografías "desde el camino" y no desde su interior. Una reflexión que ha compartido en las redes tras su propia visita al lugar. Este hombre cuenta que, el mismo se metió al campo de amapolas "a tirar unas fotos". Y según su propio relato, a los diez minutos, paró un coche en el camino y un joven le pidió que, "por favor, saliera de la tierra, pues estaba sembrada y vivía de ella". El usuario de Facebook asegura que, tras pedir disculpas al joven salió " rápidamente" de allí, para quedarse en el camino y hacer las fotografías desde la cerca de piedras, que se encuentra al lado. "Durante el tiempo que estuve allí, varias personas entraron a lo mismo que yo. Y el joven me contó que estaba cansado. Yo le sugerí que pusiera unos carteles y le avisé que su tierra se iba a llenar de gente en los próximos días, dada la fama que ha cogido", finaliza este zamorano en sus redes.

Una anécdota que ha generado centenares de comentarios sobre su petición, tanto a favor como en contra de las visitas fotográficas al lugar. Algunos mantienen que entrar "un momento" en el lugar no perjudica a sus dueños, mientras que muchos otros también animan a hacer las fotografías desde el exterior del mismo, o incluso desde lugares más lejanos. La polémica de las amapolas vuelve a estar servida.